Redacción Médica
15 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Autonomías > C. Valenciana

"La Consejería ha prometido cobrar más y trabajar menos en Alzira"

La asociación de trabajadores considera que la ideología es el único argumento de la reversión del 'modelo Alzira'

Javier Palau, gerente del Hospital de Alzira, junto a varios miembros de la asociación 'SanitatSolsUna'
"La Consejería ha prometido cobrar más y trabajar menos en Alzira"
Olga Rodríguez
Viernes, 03 de marzo de 2017, a las 10:40
La Asociación ‘SanitatSolsUna’, a favor del ‘modelo Alzira’ considera que la reversión a la gestión pública del centro puede suponer un “problema de salud”. El portavoz de la asociación de trabajadores, Javier Sempere, ha explicado a Redacción Médica que la reversión supone que  profesionales en calidad de indefinidos no fijos pierdan su plaza cuando se convoquen oposiciones. Según Sempere, “los propios médicos (de Alzira) podrían opositar, pero pueden sacar la plaza en otro sitio” y añade que “hay pacientes graves que perderían a su médico de familia en 2 o 3 años”.
 
Sobre la postura de los trabajadores de Alzira, Javier Sempere ha explicado que hay tres posturas dentro del centro. La primera, hace referencia a las personas que “se presentarán a esas oposiciones cuando se convoquen” y que el portavoz considera muy “licito”; la segunda, son los que esperan “el premio que ha prometido la Consejería: cobrar más y trabajar menos” y por último, los defensores del ‘modelo Alzira’ porque consideran que es un modelo “eficiente y eficaz”.
 
Falta de información

 
Sempere ha criticado que la única información que reciben sobre la situación en la que quedará su empleo a partir de la reversión a la gestión pública, es la que leen en los medios ya que la Consejería “no dice las cosas claras”. El portavoz de ‘SanitatSolsUna’,  dice que “parece que el comité de empresa no ha recibido la información correcta y nos transmite poca confianza”.
 
Además, Sempere considera que “el comité de empresa, formado por sindicatos, está a favor de la reversión” y que “no existen argumentos sanitarios o económicos a favor de la gestión pública, solo argumentos políticos”. Sin embargo, la asociación de trabajadores considera que el ‘modelo alzira’ es el único que garantiza su empleo y “la calidad asistencial” del centro.