25 de junio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Autonomías > La Rioja

Trabajadores de Ferrovial: "Tratan a los pacientes como si fueran cargas"

Empleados de la empresa que gestiona las ambulancias explican a Redacción Médica la situación que están viviendo

Una ambulancia del servicio riojano que gestiona Ferrovial.
Trabajadores de Ferrovial: "Tratan a los pacientes como si fueran cargas"
J.F.
Miércoles, 11 de abril de 2018, a las 11:00
“Tratan a los pacientes como si fueran cargas” o “si los trabajadores somos simples números, imagínate ellos”. Así de claros se expresan a este periódico los trabajadores de la UTE Ferrovial Servicios, que se dedica a la explotación de las ambulancias en La Rioja cuando se les pregunta por el compromiso de la empresa con el sector sanitario.
Lo único que les preocupan son las reclamaciones gordas o las que les pueda hacer la Consejería, llevamos protestando por eso desde el principio, y siguen empeorando la situación”, añaden las citadas fuentes del entorno laboral de la corporación.

Hace unos días, estos emitían un duro comunicado donde sentenciaban que la citada corporación es “de largo, la peor empresa en años”. Lo hacían para denunciar lo que entienden como un reiterado incumplimiento de los pliegos del concurso de transporte sanitario de la región, que ganaron hace un año. “Nos encontramos con un verdadero calvario”, añadían con resignación: “Solo podemos coger aire fuertemente e intentar relajarnos”.

El citado comunicado, que enumera con exactitud las diversas faltas que el comité de empresa habría observado, va desde las dudas a la hora de ganar el concurso público: “Desconocemos cuáles son las mejoras que Ferrovial ofertó y por las cuales superó al resto de empresas”; a la presunta explotación que Ferrovial ejerce sobre el personal en formación: “Existe un abuso de los contratos en prácticas. Se aprovechan de la necesidad de trabajo de los compañeros, condenándolos además a marcharse a los dos años y contratar así nuevamente a otros”.

Aunque también se incluyen posibles faltas como la “pérdida de recursos” porque “con mucha frecuencia se superan las horas efectivas de los vehículos con personal en dispositivo de localización y tienen que ser parados”. “Estos conductores no son sustituidos, por lo que los recursos efectivos para cubrir las urgencias se ven reducidos, lo que repercute en un flagrante incumplimiento del pliego”. Una batería de quejas que el comité de empresa espera poder solucionar tras un año de continuas quejas.