21 de febrero de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 14:55
Autonomías > La Rioja

Salud trató al doble de pacientes oncológicos en el último año

El nuevo sistema abarca tumores ginecológicos y de partes blandas, esófago, cavidad oral, bronquios, mama o próstata

Gustavo Ossola, jefe de la Unidad de Oncología Radioterápica.
Salud trató al doble de pacientes oncológicos en el último año
Redacción
Viernes, 27 de octubre de 2017, a las 11:30
La incorporación, el pasado año, de un nuevo sistema de Braquiterapia en la Unidad de Oncología Radioterápica en el Sistema Público de Salud de La Rioja ha permitido duplicar el número de pacientes que reciben tratamiento por nuevos tumores, hasta alcanzar los 95 en los últimos doce meses.

Esto es posible gracias a que con esta nueva técnica se disminuyen los plazos de intervención de los pacientes con cáncer de mama en los que este tratamiento está indicado, acortando las estancias anteriores de 25 días a dos días en cuatro sesiones. Esta mejora favorece la calidad de vida del paciente, al exponerse al tratamiento de forma más efectiva ya que la toxicidad a nivel de la mama se reduce. 

Esto datos han sido dados a conocer esta mañana por la consejera de Salud, María Martín, y el jefe de la Unidad de Oncología Radioterápica, Gustavo Ossola, en la inauguración de la XVII Reunión de Consenso del Grupo Español de Braquiterapia, de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica y la Sociedad Española de Física Medica, que este año se celebra en el  Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (CIBIR).

La principal ventaja de la Braquiterapia se centra en el seguimiento de la intervención en tiempo real, lo que permite actuar con mayor precisión y manejar las dosis de la manera más adecuada para el paciente. De la misma forma, la Braquiterapia facilita a los profesionales sanitarios la posibilidad de conocer la posición del tumor con precisión milimétrica y ofrecer así este tratamiento a pacientes que tienen tumores más pequeños o incluso algunos que antes no podíamos tratar.

Asimismo, el nuevo sistema permite realizar tratamientos de tumores ginecológicos y de partes blandas, esófago, cavidad oral, bronquios, mama, próstata o piel, mejorando las tasas curación y minimizando los posibles efectos secundarios.

El tratamiento con braquiterapia en cáncer de mama ofrece ventajas sobre radioterapia externa. La más importante es que el tumor puede ser tratado con dosis muy altas de radiación localizada, mientras que se reduce la probabilidad de un daño innecesario a los tejidos sanos circundantes. Igualmente, permite completar tratamientos en menos tiempo que otras técnicas.