17 de diciembre de 2017 | Actualizado: Sábado a las 20:50
Autonomías > La Rioja

Salud llamará a 600 riojanos para elaborar un estudio sobre el EPOC

Se pretende conocer tanto la "prevalencia" como las "tendencias de edad y sexo" de la enfermedad

María Martín, consejera de Sanidad de La Rioja.
Salud llamará a 600 riojanos para elaborar un estudio sobre el EPOC
Redacción
Martes, 27 de junio de 2017, a las 16:20
Salud llamará a 600 riojanos para participar en un estudio con el que se pretende conocer tanto la "prevalencia" como las "tendencias de edad y sexo" de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), según ha adelantado el jefe de la sección de Neumología, Carlos Ruiz.
 
Para llevarlo a cabo, La Rioja reclutará a 600 residentes en la comunidad de forma aleatoria, tengan o no diagnosticada la enfermedad (se estima por estadística que 60 lo tendrán). A 90 se les hará un estudio más exhaustivo con escáner y valorar otros parámetros. Se estudiarán las enfermedades asociadas, el grado de síntomas respiratorios, los factores de riesgos (fundamentalmente el tabaco, pero también ser fumador pasivo, o la contaminación).
 
La consejera de Salud, María Martín, y el director del Área de Salud de La Rioja, José Miguel Acitores, han mantenido una reunión con el jefe de la sección de Neumología, Carlos Ruiz, para conocer los detalles de este estudio que comenzará en La Rioja en los próximos días. Se trata de la segunda edición del estudio epidemiológico de EPOC, EPI-SCAN II, que se realizó por primera vez en España en 2007.
 
Martín ha destacado que se trata de una de las enfermedades "con mayor prevalencia" y "más evitables", por lo que ha valorado la contribución al “diagnóstico precoz de la enfermedad” que supondrá este estudio, en el que, en total, van a participar 10.200 personas en toda España.
 
En La Rioja el estudio está liderado por el Servicio de Neumología del Hospital San Pedro, con la participación de investigadores del Cibir, y organizado por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).
 
Los pacientes van a tener que realizar diferentes encuestas de salud respiratoria y se van a someter a una espirometría, que es la principal prueba de función pulmonar y que resulta imprescindible para la evaluación y seguimiento de las enfermedades respiratorias.