21 de abril de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:30
Autonomías > La Rioja

La Rioja abre a consulta pública el Plan de Prevención de Adicciones

Este plan, previsto para 2018-2022, tiene como ejes prioritarios, el alcohol, los menores y la perspectiva de género

María Martín, consejera de Salud de La Rioja, expone el contenido del Plan de Prevención de Adicciones.
La Rioja abre a consulta pública el Plan de Prevención de Adicciones
Redacción
Lunes, 02 de abril de 2018, a las 11:20
La Consejería de Salud de La Rioja ha abierto a exposición pública el borrador del nuevo Plan de Prevención de Adicciones de La Rioja 2018-2022 que tendrá, como ejes prioritarios, el alcohol, los menores y la perspectiva de género. De esta forma, los ayuntamientos, colegios profesionales, entidades dedicadas a la prevención y asistencia a personas afectadas por drogodependencia y, en general, cualquier ciudadano que lo desee, podrán realizar las aportaciones y observaciones que consideren oportunas al borrador, que está disponible desde este lunes en la web de La Rioja. 

“Esta consulta, que se extenderá durante un mes, nos va a permitir enriquecer el documento con el objetivo de que se convierta en la hoja de ruta para luchar contra las adicciones en nuestra región durante los próximos cinco años”, ha señalado la consejera de Salud, María Martín, en la reunión que ha mantenido esta mañana con los ayuntamientos, entidades sociales y colegios profesionales.

“Desde el Gobierno de La Rioja estamos convencidos de que la promoción de valores, hábitos y estilos de vida saludables, junto con la prevención, la reducción de riesgos y la atención a personas con adicciones, son una de las líneas de acción en la que debemos seguir trabajando, y este plan supone un claro y firme paso adelante”, ha añadido la titular de Salud.

A este respecto, Martín ha subrayado que “este plan será el instrumento de planificación, ordenación y coordinación de las estrategias e intervenciones que se desarrollarán en La Rioja en materia de adicciones, así como una nueva acción de promoción de la salud. Se trata de una herramienta necesaria para integrar actuaciones en torno a las adicciones, que constituyen una materia muy transversal, en la que confluyen además de la salud, otros ámbitos como educación, la cultura, la inclusión social, la juventud y el  deporte, entre otros”.

Ejes principales del plan

Martín ha detallado que el alcohol va a ser “la sustancia central del próximo plan, donde se va trabajar de una manera integral en la prevención universal (campañas en medios y en redes sociales), y en los colegios, poniendo especial hincapié en la prevención en menores en riesgo de abuso de alcohol”.

Asimismo, la titular de Salud ha asegurado que el alcohol “es la droga más cercana a los jóvenes y sobre todo más asequible y asimilada culturalmente. Además, la percepción de riesgo por consumo de alcohol es muy baja lo que motiva que se normalice su consumo entre amigos como forma de ocio y diversión”.

El objetivo, ha proseguido la consejera, es “fomentar el interés de los jóvenes por la adopción de hábitos y conductas saludables como parte de su desarrollo integral, modificando los que responden a costumbres individuales y sociales peligrosas para su salud como es el consumo del alcohol. Los jóvenes deben tomar sus propias decisiones y aceptar las consecuencias de sus actuaciones”.

“A esto hay que sumar que vamos a trabajar en la prevención ambiental, es decir, queremos generar entornos protectores contra el abuso del alcohol, para proteger a los jóvenes de la fácil disponibilidad de esta sustancia, y de las estrategias publicitarias que puedan favorecer el consumo de riesgo” ha detallado María Martín.

Por último, el plan incluirá la perspectiva de género como uno de los ejes principales. “La mujer no ha tenido el protagonismo suficiente a través de la diferenciación de estrategias y métodos en el ámbito de las drogas y queremos equilibrar ese déficit. Vamos a ir más allá de las medidas necesarias, como los datos disgregados por género, y profundizaremos en la incorporación activa de la perspectiva de género en el plan. Para ello, la participación activa de la mujer, a través de órganos específicos de mujer, será esencial”, ha recalcado Martín.

Medición de resultados

Por su parte, Juan Ramón Rábade ha explicado que el plan tendrá un periodo de vigencia amplio por dos razones: “La primera para alinear este plan con la Estrategia Nacional sobre drogas, y en segundo lugar porque la concepción de plan es dinámica y viva de modo que no es una herramienta estática que pudiera quedar desfasada en unos años. Esto nos permitirá trabajar a largo plazo”.

Según el director, en este plan prima “la búsqueda de la sencillez y la concreción, por encima de un deseo de abarcar todo”. De esta forma, el diseño del mismo se ha apoyado en los datos del Observatorio Riojano sobre Drogas y de la Oficina de Información, para fundamentar la elección de los objetivos propuestos, así como de los documentos de referencia nacionales e internacionales.

“No es un plan que pretenda abarcar todo lo que se podría hacer en prevención, si no que se centra en lo más prioritario desde la perspectiva de lo que se necesita para un futuro cercano en esta materia. Es necesario priorizar para obtener más impactos en temas centrales, y focalizar los esfuerzos de todos en ello”, ha asegurado Rábade, quien ha explicado que el documento dispone de 10 objetivos y 35 acciones para la su consecución, lo que demuestra que es un plan “centrado en resultados en Salud que persigue mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”.