Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00
Autonomías > País Vasco

Medicina Legal ya realiza informes solicitados por particulares

Valorará las lesiones de accidentes de tráfico a solicitud de particulares, labor antes vetada por la ley

Carlos Cubero, director del Instituto Vasco de Medicina Legal.
Medicina Legal ya realiza informes solicitados por particulares
Redacción
Lunes, 28 de noviembre de 2016, a las 17:40
El Instituto Vasco de Medicina Legal (IML) podrá a partir de ahora valorar las lesiones producidas en accidentes de tráfico a solicitud de particulares, una actividad que estaba vetada legalmente. El Consejo de Gobierno ha aprobado el proyecto de modificación del decreto por el que se regula este instituto, concretamente para incluir la posibilidad de que sus profesionales realicen informes periciales en el caso de reclamaciones extrajudiciales para valorar lesiones producidas en accidentes de tráfico.

El antiguo decreto establecía que "en ningún caso se realizarán actividades tanatológicas ni periciales de carácter privado", pero ahora se contempla esta posibilidad a solicitud de "particulares en las reclamaciones extrajudiciales por hechos relativos a la circulación de vehículos de motor".

Esta reforma ha sido posible por la modificación de las leyes del Poder Judicial y de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación, que habilitó a los profesionales de los institutos de medicina legal y ciencias forenses, en calidad de expertos imparciales, a que también pudieran realizar pruebas periciales solicitadas por particulares, para evaluar los daños y perjuicios a las víctimas de accidentes.

Según los datos de actividad del Instituto Vasco de Medicina Legal, el Gobierno Vasco estima que, los profesionales de este instituto realizarán al año entre 5.500 y 6.000 informes periciales, solicitados por particulares, en las reclamaciones extrajudiciales por accidentes de circulación. La gran mayoría de ellos, más del 90 por ciento, se estima que serán informes en caso de lesiones sin ingreso hospitalario y solo entre un 8 y 10 por cien serán pruebas periciales por lesiones que requieran de hospitalización.