26 de julio de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 14:45
Autonomías > País Vasco

El País Vasco reanudará la vacuna de la tosferina en abril

Esta vacuna llevaba sin suministrarse a la población infantil desde septiembre de 2015

Jon Darpón, consejero de Salud del País Vasco y Miren Dorronsoro, directora de Salud Pública.
El País Vasco reanudará la vacuna de la tosferina en abril
Redacción
Miércoles, 08 de marzo de 2017, a las 11:40
La vacuna de la tosferina volverá a administrarse a toda la población infantil de Euskadi, a partir del próximo 1 de abril y con carácter retroactivo para aquellos niños y niñas que, desde septiembre de 2015 y por problemas de abastecimiento en toda Europa, no recibieron la dosis de recuerdo a los seis años. Así lo ha dado a conocer el Consejero de Salud del Gobierno Vasco, Jon Darpón, que ha comparecido acompañado por la directora de Salud Pública, Miren Dorronsoro; y el nuevo presidente del Consejo Asesor de Vacunaciones de Euskadi, José Mª Arteagoitia.

El nuevo Consejo Asesor de Vacunaciones analizó y aprobó la decisión de retomar la vacunación de la tosferina, como hiciera con la modificación temporal del calendario vacunal en relación a este aspecto. Una medida adoptada en su día para poder optimizar las vacunas disponibles en aquel momento y destinarlas a las mujeres embarazadas en el tramo final de gestación, colectivo prioritario desde el punto de vista médico, por el elevado riesgo potencial para el feto.   

En todo caso, el Consejero de Salud ha subrayado que este retraso de la administración de la vacuna de la tosferina no ha entrañado riesgo alguno para los niños y niñas concernidos, puesto que la dosis de vacuna que fue suspendida era una dosis de recuerdo y existía un margen de tiempo suficiente para administrarla.

Mayor importancia en los bebés

Jon Darpón ha explicado que la tosferina no es, en general, una enfermedad  grave; pero donde más riesgo entraña es en los bebés menores de 1 año. Por esa razón, y además de la vacunación de mujeres embarazadas, el Consejero de Salud ha querido hacer especial hincapié en “la conveniencia de que los padres y madres realicen esa primera vacunación al cumplirse los dos meses de vida del bebé, porque es importante para garantizar una óptima protección”. 

En cualquier caso, el Consejero se mostró satisfecho por la decisión,  cumpliendo lo anunciado en su día, de reanudar la administración de la dosis de recuerdo de los niños y niñas a partir de los seis años, con carácter retroactivo, y a partir del próximo 1 de abril. Un calendario ya ampliado en 2015, no solo con la recomendación de la vacuna de la tosferina en mujeres embarazadas, sino introduciendo modificaciones de calado en las pautas, edades y dosis de administración de algunas vacunas infantiles, ya incluidas en el programa, como la del papiloma humano; o incluyendo la vacuna del neumococo, además de incorporar, por primera vez, un calendario vacunal de persona adulta sana y recomendaciones específicas para grupos de riesgo.

30.000 dosis de recuerdo

Un total de 30.000 niños y niñas que en este tiempo no recibieron a los seis años la dosis de recuerdo se pondrán así al día en ese refuerzo adicional contemplado a esa edad en el calendario vacunal de Euskadi. Habrá tres escenarios: Primero, aquellos niños y niñas que no recibieron la dosis de recuerdo desde su suspensión temporal, el 14 de septiembre de 2015, hasta el 31 de diciembre de ese mismo año 2015. En este caso, se pide a los padres y madres que a partir del 1 de abril se pongan en contacto con su centro de salud, para que vacunen a sus hijos o hijas. Segundo, quienes debían haber recibido la dosis de recuerdo durante el año 2016. En este caso, la vacunación se llevará a cabo en los respectivos centros escolares de los niños y niñas. Y tercero, aquellos niños y niñas a quienes les corresponde la dosis de recuerdo este año 2017 lo harán de la forma habitual. 

El Consejero de Salud, Jon Darpón, ha vuelto a incidir en la importancia de las vacunas: “Son la herramienta más eficaz y segura con la que contamos a día de hoy para la prevención de enfermedades, pero también un elemento de justicia social y equidad en salud”, ha declarado.