19 de noviembre de 2017 | Actualizado: Domingo a las 19:00
Autonomías > País Vasco

"Darpón incumple los acuerdos de la Mesa General de la Función Pública"

ESK acusa al consejero de salud de externalizar nuevos servicios

Jon Darpón, consejero de Salud vasco.
"Darpón incumple los acuerdos de la Mesa General de la Función Pública"
Redacción
Miércoles, 17 de mayo de 2017, a las 11:20
El sindicato ESK se ha concentrado ante la sede del PNV de Vitoria para denunciar el "despilfarro de dinero público" que suponen las privatizaciones en Osakidetza. Los representantes sindicales han acusado al consejero vasco de Salud, Jon Darpón, de adoptar "una postura autoritaria y antidemocrática, ya que incumple los acuerdos de Mesa General de la Función Pública Vasca y el Acuerdo Regulador de Osakidetza, donde se compromete a no externalizar nuevos servicios e incluso a revertir los existentes".

La protesta se ha concentrado frente a la sede del PNV ubicada en la plaza de la Virgen Blanca con una pancarta en la que se leía en euskera "No a la privatización de Osakidetza". Uno de los argumentos sindicalistas es que la privatización conlleva un "deterioro de la calidad" de los servicios sanitarios.

Privatizaciones en Urduliz

Los concentrados han explicado que hace unos meses ya se produjo la privatización de la cocina, la lavandería, la lencería, la limpieza y el mantenimiento del hospital de Urduliz, y ahora se privatizará "la lavandería del hospital de Leza, los servicios informáticos de Osakidetza" y se pretende además "privatizar la rehabilitación" en el hospital de Eibar. A su juicio, las privatizaciones "suponen un gran negocio, en torno a 350 millones de euros anuales que van a empresas privadas que solo se preocupan por el beneficio".

Estos compromisos han llevado de hecho al Órgano Administrativo de Recursos Contractuales (OARC) a cancelar las licitaciones de la cocina, lencería, lavandería y limpieza del hospital de Urduliz, lo que ha impedido abrir la hospitalización y a poner en marcha con retraso las Urgencias. "El PNV se cree que Osakidetza es un batzoki (centro social del partido)", concluye ESK en un comunicado.