El acuerdo programático recoge una apuesta por la profesionalización de los gestores sanitarios y la ampliación de las incompatibilidades



02 jul 2015. 12.47H
SE LEE EN 2 minutos
Cristina Mouriño / Ricardo Martínez Platel
Los representantes de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra han cerrado un acuerdo programático para el nuevo Gobierno de Navarra, que estará presidido por Uxue Barkos. El documento recoge que la sanidad no puede medirse en "términos de rentabilidad económica", por eso la política  “debe estar encaminada a promover y mantener la calidad del servicio y a fortalecer el sistema público de Salud, con una gestión eficiente de los recursos públicos y contrarrestando otros modelos basados en la externalización y privatización de servicios”.

Uxue Barkos.

Entre las iniciativas, el nuevo Gobierno "garantizará la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en el Sistema Nacional de Salud". Como medida inmediata, "se comenzará a prestar el servicio de IVE farmacológica, y se irán implementando todas las modalidades progresivamente a lo largo de la legislatura", en lugar de derivar los casos a la sanidad privada mediante conciertos, como se realizaba hasta ahora en la comunidad.

Uno de  los objetivos es “dimensionar la plantilla del SNS-Osasunbidea, analizando el organigrama, y estableciendo necesidades y prioridades a corto y medio plazo”. Por este motivo,  se va a realizar “una OPE inmediata al objeto de reducir la alta temporalidad y rejuvenecer la plantilla”, por lo que no habrá recortes en sustituciones y se dará cobertura de ausencias”.

El texto recoge una apuesta por la profesionalización de los gestores sanitarios, y la ampliación de las incompatibilidades. La meta es garantizar que los gestores sean elegidos en procesos transparentes, por mérito y capacidad. La pretensión es eliminar las jefaturas de servicio y sección innecesarias, y, en todo caso, todas ellas serán temporales, ligadas a proyectos y objetivos, y de promoción interna. Por otra parte, se establecerán medidas para favorecer la dedicación exclusiva de los profesionales del sistema público, regulando las incompatibilidades.

Entre las propuestas de este acuerdo está el impulso de la eficiencia de la prestación farmacéutica, fomentando el control para uso racional de los medicamentos y la prescripción de genéricos, especialmente en Atención Especializada. Se limitará la interferencia de la industria farmacéutica en los profesionales, así como en las asociaciones de pacientes. Asimismo, se revisarán "todos los conciertos y convenios con entidades privadas, desde el principio de subsidiariedad y optimización de recursos públicos, al objeto de fortalecer el sistema público y redimensionar, limitar y racionalizar las derivaciones y conciertos".

ENLACE RELACIONADO:
Acceda al Acuerdo Programático

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.