Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Autonomías > Navarra

Una nueva técnica disminuye el número de intubaciones en bebés prematuros

Se trata de la técnica conocida como MIST por sus siglas en inglés (Minimal Invasive Surfactant Therapy)

Imagen del Complejo Hospitalario de Navarra.
Una nueva técnica disminuye el número de intubaciones en bebés prematuros
Redacción
Jueves, 17 de noviembre de 2016, a las 16:50
La aplicación de una nueva técnica de invasividad mínima para tratar las dificultades respiratorias que suelen presentar los bebés prematuros está permitiendo reducir el número de intubaciones que se realizan en la unidad de Neonatología del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) y las complicaciones que se derivan de ellas.

Se trata de la técnica conocida como MIST por sus siglas en inglés (Minimal Invasive Surfactant Therapy), que consiste en aplicar el fármaco tensioactivo que se administra para el tratamiento de neonatos con síndrome de dificultad respiratoria (llamado surfactante) sin necesidad de intubarlos mediante un catéter rígido vascular.

Con esta técnica, además de poder utilizar un tipo de ventilación no invasiva, se produce una distribución rápida y efectiva del surfactante y se reducen los casos de displasia broncopulmonar y otras patologías asociadas a la intubación. "Venimos aplicando esta técnica desde hace unos meses y ya podemos decir que ha disminuido mucho el número de pacientes intubados y las complicaciones que suelen tener, con lo que mejora el pronóstico respiratorio de nuestros niños prematuros", explica Teresa Rives Ferreiro, jefa de sección de Pediatría del CHN.

La incorporación de esta técnica supone un nuevo hito en el programa de cuidados centrados en el desarrollo (CCD) que realiza la unidad de Neonatología del CHN, ha informado el Gobierno foral en una nota.

Este tipo de cuidados se centran en favorecer el desarrollo neurosensorial y emocional de los bebés ingresados, poniendo los medios para que sufran el menor estrés y dolor posible dentro de la situación crítica que atraviesan e implicando al máximo en todo este proceso a los padres y madres, que desde 2012 tienen las puertas de la unidad de neonatos abiertas las 24 horas para poder estar en contacto con sus hijos e hijas el tiempo que deseen.

En esta línea, la unidad tiene también previsto incorporar en 2017 un servicio de apoyo psicológico dirigido tanto a los padres y madres de los pacientes como a los propios bebés ingresados, con lo que se responde a una demanda que venían planteando tanto las familias usuarias como los profesionales del servicio desde hace varios años.