Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Autonomías > Navarra

Navarra incluye el aborto y la reproducción asistida en su sistema público

El nuevo Decreto Foral de Salud Sexual y Reproductiva también incluye aspectos vinculados a la reproducción asistida

El consejero de Salud de Navarra, Fernando Domínguez, durante la presentación del nuevo decreto
Navarra incluye el aborto y la reproducción asistida en su sistema público
Redacción
Lunes, 21 de noviembre de 2016, a las 15:30
El Gobierno de Navarra ha garantizado la prestación en su sistema sanitario público de las interrupciones voluntarias del embarazo (IVE), de las reproducciones asistidas en mujeres solas o con pareja del mismo sexo sin necesidad de indicación terapéutica, el diagnóstico genético preimplantacional y la atención a la transexualidad.

Las medidas están incluidas en el nuevo Decreto Foral de Salud Sexual y Reproductiva, en el cual también se articulan las actuaciones para la promoción de la educación afectivo-sexual entre los departamentos de Salud, Educación, Cultura y Relaciones Institucionales.

El texto ha sido presentado este lunes por el consejero de Salud, Fernando Domínguez, quien estuvo acompañado por el director general de Salud, Luis Gabilondo, y por representantes de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos y de la coalición Izquierda-Ezkerra.

Interrupción voluntaria del embarazo

En cuanto a la IVE, el decreto garantiza el acceso a esa prestación en la red pública y señala que su implantación será progresiva.

“Las IVE instrumentales por causas médicas (enfermedad de la madre o malformación del feto) se realizarán en la red hospitalaria pública desde la entrada en vigor del decreto; las IVE farmacológicas, en todos los centros de salud sexual y reproductiva en un plazo de seis meses; y en un año, las IVE instrumentales realizadas a petición de la embarazada dentro de las primeras 14 semanas de gestación”, dice un texto del Gobierno navarro en su web.

El documento presentado por el ejecutivo autonómico también regula la objeción de conciencia de los galenos, que podrán acotar los tipos de aborto ante los que manifiesten esa postura e inscribirse en el registro correspondiente para favorecer la organización del sistema.

Reproducción asistida

También se garantizan los tratamientos de reproducción humana asistida (RHA) “en mujeres que convivan en pareja del mismo sexo y técnicas de inseminación artificial en mujeres sin pareja masculina sin tener que acreditar la existencia de indicación terapéutica. Su aplicación efectiva requiere una tramitación específica ante el Consejo Interterritorial”.

Atención a la transexualidad

El decreto garantiza “el cumplimiento y la aplicación efectiva de las prestaciones establecidas por la ley de no discriminación por motivos de identidad de género y de reconocimiento de las personas transexuales, incluidas las terapias hormonales, diversas técnicas quirúrgicas para la reasignación sexual, así como la atención psicológica, psicoterapéutica y sexológica”.

Promoción de la salud sexual y reproductiva

Según ha explicado Domínguez, el decreto otorga la máxima prioridad a la promoción de la salud sexual y reproductiva y a la educación sanitaria como “factores decisivos para tomar decisiones saludables, avanzar en la igualdad entre hombres y mujeres y prevenir especialmente entre los más jóvenes las infecciones de transmisión sexual, los embarazos no deseados, los abortos, la violencia de género, las agresiones, los abusos y la explotación sexual”.

Centros de Salud Sexual y Reproductiva

Además, los actuales Centros de Atención a la Mujer pasan a denominarse Centros de Salud Sexual y Reproductiva, y estarán abiertos a ambos sexos, ofreciendo una atención integral, multidisciplinar, más adecuada a la realidad de la salud sexual, ampliando los servicios de educación y asistencia, incluidas las técnicas farmacológicas de interrupción del embarazo.