El Gobierno foral y el Estado han cerrado el traspaso de la competencia a la Comunidad Foral tras Cataluña y País Vasco

Navarra asciende a "primera división" en materia de sanidad penitenciaria
Miquel Iceta y María Chivite.


02 jun 2021. 13.40H
SE LEE EN 5 minutos
Navarra y el Gobierno de España cierran el traspaso de la competencia de la sanidad penitenciara a la Comunidad Foral. La Junta de Transferencias ha certificado el traspaso en un acto celebrado en Pamplona en el que han participado el ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta; la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, y el vicepresidente primero y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remirez.

Navarra asciende a “primera división” con la transferencia de la sanidad penitenciara, según ha asegurado Iceta. “Me siento particularmente orgulloso y feliz porque es una nueva competencia que dispondrá el Gobierno de Navarra a partir del 1 de agosto”, ha explicado. Navarra se convierte en la tercera comunidad autónoma en hacerse responsable de la sanidad penitenciaria tras Cataluña y País Vasco.

La Comunidad Foral ejercerá las funciones de asistencia sanitaria en el centro penitenciario de Pamplona, garantizando los derechos de las personas reclusas como usuarias de los servicios de salud, la accesibilidad a los recursos sanitarios, la calidad de las prestaciones sanitarias y la equidad en el acceso.

¿En qué consiste el acuerdo del traspaso de la sanidad penitenciaria?


Según los términos del acuerdo, el coste total anual de la sanidad penitenciaria a escala estatal es de 131 millones de euros, de los que Navarra se descontará el 1,6% en aportación económica al Estado, lo que supone 2,1 millones de euros anuales para financiar las funciones y servicios que se van a asumir.

Navarra también se hará cargo de los gastos de personal de las diez personas que hasta ahora formaban parte de la plantilla de Instituciones Penitenciarias, así como el resto de gastos relativos a la asistencia sanitaria como fármacos o equipamientos médicos.

Chivite ha afirmado que “Navarra asume con responsabilidad y compromiso con el servicio y con la ciudadanía esta competencia”. La presidenta de la Comunidad Foral ha indicado que con el acuerdo “se da un impulso al modelo de Estado descentralizado; avanzar en el autogobierno es un reto de gestión, pero también un signo de madurez institucional y administrativa”.

Desde la colaboración podemos responder mejor a los desafíos y los retos que tenemos, y esa colaboración es perfectamente compatible con profundizar en el autogobierno, asumir competencias y hacerlo desde la colaboración interinstitucional, con diálogo y acuerdo, y no en términos de aislamiento o alejamiento”, ha recalcado.

Por su parte, Iceta ha señalado que “los traspasos son un instrumento de cooperación bilateral esencial para dar cumplimiento a nuestro marco constitucional y estatuario y son la herramienta para hacer realidad la descentralización política y administrativa de nuestro modelo territorial”.

Coordinación del traspaso entre administraciones


El Gobierno de Navarra y el Gobierno de España constituirán, en el plazo máximo de tres meses desde la fecha de efectividad del traspaso, una comisión de coordinación, de composición paritaria y constituida por seis miembros. La comisión se encargará de la definición de los criterios generales de colaboración y cooperación entre ambas administraciones para el correcto desempeño de los servicios sanitarios penitenciarios.

Se trata de la primera transferencia de competencias que Navarra y el Estado han acordado en los últimos veinte años. El último acuerdo de la Junta de Transferencias se firmó el 22 de febrero de 2021. Ambas administraciones trabajan en el traspaso de la competencia de tráfico y seguridad vial, que se prevé tener cerrado antes de que finalice el año, y en la gestión del Ingreso Mínimo Vital (IMV).

Iceta anima al resto de CCAA a dar el paso


El ministro de Política Territorial y Función Pública ha querido aprovechar la “buena noticia” de hoy para animar al resto de comunidades autónomas a que den ese paso “en beneficio de los ciudadanos”. Iceta ha asegurado que “las competencias en sanidad en las prisiones que sean ejercidas por las comunidades autónomas mejorará la asistencia sanitaria de los reclusos y reclusas”.

Iceta ha incidido en que se trata de un proyecto por la convivencia que pretende ofrecer una “mayor eficacia y eficiencia en la prestación de servicios a la ciudadanía”. El ministro de Política Territorial y Función Pública ha destacado que “dice mucho de una comunidad autónoma que quiera ejercer en plenitud las competencias de sanidad, que no se quede a las puertas de las cárceles”.

El ministro ha reconocido que uno de los elementos que dificultan las transferencias es la valoración de los servicios que se transfieren. No obstante, Iceta ha asegurado que “debemos culminar las 17 transferencias de las comunidades autónomas de Sanidad para que se incluya la sanidad penitenciaria”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.