Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 18:10
Autonomías > Murcia

Pocas opciones de inhabilitar al médico que diagnosticó: "No bien follada"

No se le ha suspendido con anterioridad de empleo y sueldo, ni tiene expedientes abiertos, ni problemas mentales

Exterior del centro de salud de Alhama de Murcia, donde el médico implicado tiene su plaza.
Pocas opciones de inhabilitar al médico que diagnosticó: "No bien follada"
Juanma Fernández
Miércoles, 14 de septiembre de 2016, a las 15:00
El médico que diagnosticó a una paciente como “no bien follada” no tenía ningún expediente previo abierto ni había sido suspendido de empleo y sueldo a lo largo de su carrera; del mismo modo, no presenta ningún tipo de problema mental. Así lo han declarado a Redacción Médica fuentes cercanas a la investigación, que en breve dictaminará qué tipo de sanción se le impone, después de que se hayan valorado en su actuación dos faltas graves.

Estas mismas fuentes señalan que el facultativo estaba ejerciendo en el centro de salud de Llano de Brujas, aunque su plaza la tiene en Alhama de Murcia, ya que estaba en una comisión de servicio que justo termina esta semana. Por otro lado, el hecho de que carezca de antecedentes podría hacer que la sanción no conllevara que tuviera que dejar de ejercer, ya que se podría entender que la bochornosa actuación no le invalida por siempre como médico, según expertos en la materia.

Los hechos ocurrieron el pasado jueves, cuando una joven acudió a la consulta en la que este profesional habría incluido en una exploración que la paciente estaba “no bien follada”. Asimismo, le ofreció fumar y ante la negativa, fue él quien se encendió un cigarrillo. Por lo visto, la chica acudió por un cuadro de síndrome de ansiedad y los improperios tuvieron lugar durante la conversación entre ambos. Entre estas salidas de tono, la joven relató momentos del tipo: “Lo peor ha sido cuando me ha dicho que no me iba a recetar lo que me habían mandado en urgencias porque me iba a poner gorda y ahora mismo tenía un tipazo”.

A las 9 de la mañana del día siguiente a los presuntos hechos y posterior denuncia, que la joven hizo a través de Facebook, se le tomó declaración al médico. Ese mismo día, Sanidad citó a la paciente para escuchar su versión.