El viceconsejero de Asistencia Sanitaria, Antonio Zapatero, asegura que las tendencias de la pandemia "se han roto"

Zapatero: "El coronavirus actual es muy distinto al original, es Covid-22"
El viceconsejero de Asistencia Sanitaria y Salud Pública de la Consejería de Sanidad y director general del Sermas, Antonio Zapatero


28 jun 2022. 11.40H
SE LEE EN 4 minutos
El coronavirus actual es muy distinto al original, es una enfermedad diferente, de modo que podemos comenzar a hablar ya de Covid-22”. Así lo ha asegurado a Redacción Médica el Viceconsejero de Asistencia Sanitaria y Salud Pública de la Consejería de Sanidad y director general del Servicio Madrileño de Salud (Sermas), Antonio Zapatero, que ha analizado el impacto de las nuevas variantes BA.4 y BA.5 en España. Estas están suponiendo una nueva explosión de contagios, aunque la presión asistencial, así como el número de casos de enfermedad grave y muertes se mantienen estables. Este hecho supone un nuevo paradigma para abordar la pandemia. De hecho, en la actualidad, ya son las dominantes en casi todas las comunidades autónomas, a excepción de Canarias y Castilla-La Mancha.

Por este motivo, ha argumentado que el covid de ahora "es una enfermedad causada por un virus distinto, provocada por mutaciones diferentes al original, por lo que tiene también un resultado clínico distinto”. En este sentido, ha señalado que “la transmisión de la enfermedad en estos momentos es muy alta, y así lo detecta el sistema Vigia”, una herramienta que permite ‘predecir’ cómo evolucionará la presencia del Covid-19 en los distintos municipios de la Comunidad de Madrid con una antelación de dos a siete días y gracias al análisis de las aguas residuales a través de 289 puntos de muestreo.

A pesar de ello, el número de hospitalizados es muy bajo: “No llegan ni a 40 el número de personas ingresadas en UCI en toda la comunidad”, indica Zapatero, quien sostiene que es “una de las cifras más bajas de toda la pandemia”. Según explica, “siempre han ido relacionados los niveles de presencia del Covid-19 en las aguas residuales y los ingresos hospitalarios”. No obstante, “esta tendencia se ha roto”. “Por eso digo que estamos ante una enfermedad distinta”.

“Gracias al nivel de protección inmunitaria de la población, la mayoría de los casos son asintomáticos”, recalca. “En estos momentos, afecta sobre todo a pacientes crónicos o con patologías previas, porque agudiza la enfermedad, al igual que lo hace la gripe”, alerta. Además, insiste, que “si bien en las personas vacunadas estamos viendo una enfermedad distinta, en los no vacunados es tan dañina como lo es la cepa original”. Por este motivo, el viceconsejero de Asistencia Sanitaria y Salud Pública ha apelado a la precaución: “Cuidado con la tranquilidad absoluta”.


El papel de la inmunidad celular contra el coronavirus


Respecto a la capacidad protectora de las actuales vacunas frente a las nuevas variantes BA.4 y BA.5, Zapatero ha destacado que ahora es el momento de centrarse en la inmunidad celular, y no tanto en la inmunidad por anticuerpos, que es la que producen las vacunas, dado que “el 93 por ciento de la población mayor de 60 ya cuenta con tres dosis en la Comunidad de Madrid”.

En este sentido, ha puesto de manifiesto que “cada vez hay más evidencias de que la inmunidad celular es muy potente”. La inmunidad celular es un tipo de respuesta inmunitaria adquirida que se centra en eliminar y evitar las amenazas de diferentes patógenos por mediación y acción directa de inmunocitos (como los linfocitos T) y no por los anticuerpos (que es la defensa que aporta la vacuna).

Durante la respuesta inmune no solo se generan anticuerpos sino también otro tipo de célula encargada de la inmunidad a largo plazo. En concreto, se trata de los linfocitos T de memoria y tienen mucho que ver con la llamada inmunidad celular. Una inmunidad que, con el paso del tiempo, se ha ido consiguiendo en la sociedad gracias al alto grado de vacunación. Es por eso que Zapatero se inclina por esperar a que las cuartas dosis se inoculen con la vacuna covid binaria o ‘antivariantes’, que llegarán a España durante el otoño, momento en el que se deberá valorar a qué pacientes administrárselas. 

Asimismo, ha puesto de manifiesto que las vacunas, tanto actuales como futuras, tienen un efecto fundamental: “la disminución muy considerable de la incidencia de enfermedad grave y de muerte”, algo que se ha conseguido. “Las vacunas son muy buenas”, ha zanjado.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.