18 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Sanidad extiende la atención farmacéutica a los centros sociosanitarios

Con la iniciativa se busca promover un uso apropiado de los productos sanitarios en estas instituciones

Exterior de un centro sociosanitario en Vallecas.
Sanidad extiende la atención farmacéutica a los centros sociosanitarios
mié 28 junio 2017. 18.30H
Redacción
La Consejería de Sanidad planea extender la atención farmacéutica a los centros sociosanitarios públicos. El objetivo de este programa, impulsado por el Servicio Madrileño de Salud (Sermas) es realizar una atención farmacéutica integral y de calidad a las personas vulnerables a las que se presta atención.
 
Estos centros acogen a personas institucionalizadas o en otros regímenes asistenciales. Con la iniciativa se busca promover un uso apropiado, eficaz, eficiente y sobre todo, seguro, de los medicamentos, dietoterápicos y productos sanitarios.
 
El punto clave sobre el que se vertebra este proyecto ha sido la integración de 10 profesionales farmacéuticos que, coordinados desde la Subdirección General de Farmacia y Productos Sanitarios, actúan como agentes de salud dentro de los equipos interdisciplinares de los centros sociosanitarios, interaccionando activamente con los restantes profesionales sanitarios.

La Dirección General de Coordinación de la Asistencia Sanitaria, a través de la Subdirección General de Farmacia y Productos Sanitarios, del Servicio Madrileño de Salud y la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS), implantaron en 2013 un Programa de Atención Farmacéutica en los Centros Sociosanitarios.

En la actualidad desde el Sermas se proporciona atención farmacéutica a más de 6.200 usuarios de las 25 residencias de mayores, 13 centros de día y 13 centros para personas con discapacidad intelectual.

Actividades más relevantes del programa

Las actividades más relevantes han sido la implementación de programas de uso apropiado de medicamentos; la revisión de medicamentos para la detección de interacciones y reacciones adversas medicamentosas, especialmente en las personas polimedicadas; la formación e información en materia de uso seguro de medicamentos para la detección y corrección de errores de medicación; la gestión y el control de los botiquines de urgencias y de los carros de parada, así como del uso de medicamentos de uso hospitalario y estupefacientes; la elaboración de boletines de buenas prácticas; y la elaboración de una guía farmacogeriátrica entre otras actividades.

Al mismo tiempo se han desarrollado programas centralizados como la gestión del uso de absorbentes para la incontinencia y de los apósitos para las heridas cutáneas y actualmente se está desplegando un programa sobre deshabituación del consumo crónico de tranquilizantes o benzodiacepinas.

Por último se han llevado a cabo programas docentes ya que en el curso próximo se espera que comiencen a rotar en estos centros farmacéuticos durante su formación de postgrado (FIR) y de investigación como el estudio "Adecua" sobre la adecuación en las manipulaciones para la administración de medicamentos.
 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.