Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Autonomías > Madrid

Sánchez Martos 'acelera' la puesta en marcha de la Ley del proceso de morir

La dirección de la Consejería celebrará una reunión este mismo lunes para empezar a desarrollar la norma

Jesús Sánchez Martos, consejero de Sanidad.
Sánchez Martos 'acelera' la puesta en marcha de la Ley del proceso de morir
Sergio López
Viernes, 03 de marzo de 2017, a las 14:10
La Consejería de Sanidad de Madrid se pondrá de manera inmediata a trabajar para aplicar la ‘Ley de derechos y garantías de las personas en el proceso final de la vida, que aprobó este jueves la Asamblea de Madrid por unanimidad.

Este lunes tendrá lugar una primera reunión de todo el equipo directivo de la Consejería “para poner en marcha el programa de actuación de esta Ley en todos sus puntos”. Así lo ha adelantado a Redacción Médica el propio consejero, Jesús Sánchez Martos. En un plazo de tres meses, además, comparecerá a petición propia en la Asamblea para detallar el cronograma de la puesta en marcha de esta medida.

Según ha explicado el consejero, esta ley va a servir para “garantizar” prácticas que ya se realizan en la sanidad madrileña, como la habitación individual en los momentos finales de la vida, y para profundizar en otros aspectos, como los cuidados paliativos en el hogar. “Esta Ley dice que el paciente decide donde morir. No se puede hablar siempre de la muerte y pensar en el hospital”, ha expresado Sánchez Martos.

Por otra parte, el titular de Sanidad ha recordado que esta ley “no tiene nada que ver” con la eutanasia ni con el suicidio asistido. “Esta norma habla de sedación clínica cuando haya un diagnóstico clínico y una decisión por parte de los pacientes”, ha mantenido Sánchez Martos, en cuya opinión, este marco servirá para hacer cumplir la Ley 41/2002 de derechos de los pacientes y “protegerles frente al encarnizamiento terapéutico”.

El consejero considera que otro de los aspectos importantes de la norma es el testamento vital. “En Madrid tenemos 22.280 ciudadanos que ya han registrado sus instrucciones previos, pero espero que desde aquí a un año esta cifra aumentará porque cualquier persona podrá firmarlo en cualquier hospital y cualquier centro de salud, gracias a esta norma”, ha señalado.

Relación con dos planes ya en marcha

El consejero ha situado esta Ley en relación con el Plan de Humanización de la Sanidad puesto en marcha por la Consejería de Sanidad y ha señalado que sirve para garantizar algunas actuaciones que ya se vienen desarrollando.

“No se puede decir que a partir de ahora se podrá morir en una habitación individual. En la Comunidad de Madrid –como en otras regiones– cuando uno está en el momento final de su vida, todo el personal del hospital se vuelca para buscar una habitación individual que permita el duelo y la intimidad”, ha ejemplificado.

Esta norma también tiene mucho que ver, según señala Sánchez Martos, con el Plan de Cuidados Paliativos que citó la semana pasada en la Asamblea de Madrid, y que se está ultimando para su puesta en marcha.

Una ley de todos y para todos

Al consejero le parece especialmente importante que esta norma  haya sido aprobada por unanimidad. En ese sentido ha opinado que es una ley “de todos y para todos”. “Las leyes no son de ningún partido. Sobre todo una como esta, que ha sido consensuada por todos los grupos”, ha manifestado Sánchez Martos, quien espera que este este consenso sea un paso hacia el Pacto por la Sanidad en la Comunidad de Madrid que viene defendiendo desde que tomó posesión del cargo.