13 nov 2018 | Actualizado: 18:05
jue 29 septiembre 2016. 12.50H
@JavierBarbado
Joana Huertas
La Comunidad de Madrid suma una veintena de unidades específicas para la rehabilitación del paciente que ha sufrido un evento coronario agudo, la última de las cuales acaba de abrirse en el Hospital Infanta Cristina de Parla y ha merecido la visita, este jueves, del consejero de Sanidad autonómico, Jesús Sánchez Martos.

El gerente del Infanta Cristina de Parla, Carlos Mingo; Jesús Sánchez Martos; el gerente del Sermas, César Pascual, director general de Coordinación de la Asistencia Sanitaria en Comunidad de Madrid; y el alcalde de Parla, Luis Martínez Hervás, se dirigen a la entrada del centro para inaugurar la Unidad.


El titular de la sanidad madrileña ha hilado su condición de catedrático de Educación para la Salud con el plan del hospital al respecto centrado, eso sí, en la patología cardiaca, “la primera causa de muerte evitable en España”, ha precisado para subrayar el hecho de que, a diferencia de otros motivos de enfermedad, la originada por el infarto agudo de miocardio resulta perfectamente prevenible “por medio de los hábitos de vida y dieta como nos recuerdan los monitores instalados en este centro con motivo de la Semana del Corazón”.


La Unidad de Rehabilitación Cardiaca del hospital del sur de Madrid consta de un equipo multidisciplinar compuesto por cardiólogos, fisioterapeutas, enfermeros e incluso psiquiatras, habida cuenta de la interrelación entre salud mental y cardiológica y en el contexto del Plan de Humanización que promueve el departamento encabezado por Sánchez Martos, quien también se ha referido a la condición de la comunidad autónoma de espacio cardioprotegido tal como dio a conocer en su momento, en la Asamblea de Madrid, la propia presidenta Cristina Cifuentes.

Sánchez Martos ha incidido, asimismo, en otras prestaciones adicionales de la Unidad, de la que ha explicado que, conforme le han confirmado los jefes de Sección durante la visita, admite a pacientes al mes de haber sufrido el accidente cardiovascular y prolonga su estancia durante dos más, es decir, tres meses en total de seguimiento, ejercicio inducido y asesoramiento por medio de charlas e instrucciones personalizadas.

El consejero (de espaldas) saluda al alcalde de Parla en presencia de César Pascual y del gerente del hospital, Carlos Mingo.


Jesús Sánchez Martos saluda con especial ahínco a su colega de profesión, la directora de Enfermería del hospital, Paloma Pérez Serrano.


El consejero departe con la jefa de Cardiología del hospital, Rosa González Davia , en presencia del gerente, Carlos Mingo, y la jefa de Rehabilitación, Belén Burgos. Agrupados a la dcha., César Pascual; el alcalde de Parla, Luis Martínez Hervás; Javier Barbado, periodista de Redacción Médica; Juan Torres Macho, director médico del hospital; y la directora de Enfermería del centro, Paloma Pérez Serrano.


De izq. a dcha., los profesionales de la Unidad: Belén Burgos, jefa de Servicio de Rehabilitación; Rosa González Davia, jefa de Sección de Cardiología; Javier Clemente, fisioterapeuta; Ana Rodríguez Almodóvar, médico adjunto de Cardiología; Encarnación Silva, enfermera de Cardiología; Beatriz Berzal Martín, facultativo especialista cardióloga; y Carmen de Oro, enfermera de Cardiología.


Sánchez Martos observa las instalaciones de la Unidad en compañía del gerente y las máximas responsables de Rehabilitación y de Cardiología.


Dos de los primeros pacientes en rehabilitación conversan con el consejero.


A la izq., Jesús Sánchez Martos y Carlos Mingo. A la dcha., el alcalde de Parla y César Pascual, en un momento de la visita.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.