19 de junio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 22:40
Autonomías > Madrid

Madrid lidera el uso de técnicas avanzadas en el enfisema pulmonar

Más de 100 intervenciones para implantar muelles pulmonares en tres centros de la comunidad

Enrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad de Madrid.
Madrid lidera el uso de técnicas avanzadas en el enfisema pulmonar
Redacción
Martes, 19 de diciembre de 2017, a las 20:50
La Comunidad de Madrid es la autonomía que lidera el uso de técnicas novedosas y avanzadas para la reducción del volumen pulmonar en pacientes con enfisema grave, tal y como lo demuestran las más de 100 intervenciones para implantar muelles ('coils') pulmonares realizadas en tres centros de la comunidad como son el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, el Hospital Universitario Gregorio Marañón y el Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda.

Asimismo, otras comunidades donde también se realiza esta técnica son Cataluña, Andalucía y Comunidad Valenciana. En este sentido, especialistas en la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) han puesto de manifiesto la importancia de dar a conocer esta técnica a todos los profesionales sanitarios involucrados en el abordaje de enfermedades respiratorias para poder aplicarla a un mayor porcentaje de pacientes.

"El programa para reducción del volumen pulmonar en pacientes con enfisema grave comenzó a realizarse en España en 2014 y desde entonces se ha conseguido una respuesta clínica significativa en más del 80 por ciento de los pacientes tratados y sin complicaciones importantes asociadas a la técnica", ha comentado el responsable de la Unidad de Broncoscopia Intervencionista del Hospital Fundación Jiménez Díaz de Madrid, Javier Flandes Aldeyturriaga.

En este sentido, los expertos se han referido al enfisema, una enfermedad crónica debilitante asociada al tabaquismo que se caracteriza por el deterioro de la función pulmonar y que es considerado como el tipo de EPOC que no tiene cura pero de la que se pueden paliar sus síntomas. Con el tiempo, provoca en los pacientes dificultades respiratorias incluso en reposo, sensación de asfixia, falta de aliento, tos crónica o fatiga cuando realizan un esfuerzo mínimo, de tal manera que toda su actividad diaria está limitada.

"Teniendo en cuenta los resultados actuales, la tendencia es que el conocimiento de este tipo de técnicas se generalice entre los neumólogos para que puedan valorar la implantación de coils pulmonares en aquellos pacientes que cumplan una serie de criterios muy estrictos, por los grandes beneficios para el paciente que llega a la consulta con una enfermedad pulmonar grave y con limitaciones para hacer cualquier tipo de actividad física debido a las disnea o falta de aire", ha comentado la doctora del servicio de Neumología del Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, Cristina López-García Gallo.

A día de hoy, prosigue, la EPOC es una enfermedad que está infradiagnosticada, muchos pacientes no conocen que la padecen dado que sus síntomas son inespecíficos, porque los fumadores asumen que la disnea es un síntoma normal debido a su hábito tabáquico y porque no se realiza el número debido de espirometrías.

"El objetivo para los próximos años es "incrementar el diagnóstico de pacientes con EPOC y que estos tengan una mejor calidad de vida gracias a la generalización de técnicas como la implantación de coils pulmonares", ha añadido la especialista.

Finalmente, los expertos se han referido al 'Coil PneumRx', un dispositivo mínimamente invasivo diseñado para comprimir el tejido pulmonar deteriorado, restaurar la elasticidad y tensionar de nuevo la red de vías aéreas, con lo que los pacientes empiezan a respirar mejor, con menos fatiga, y, por tanto, con mejor calidad de vida.

En concreto, el dispositivo es un pequeño muelle elaborado con un material llamado nitinol, que se implanta en las vías respiratorias subsegmentarias del pulmón enfermo. Estos muelles pulmonares han sido incluidos en la actualización de 2017 de las Guías GOLD- Global Initiative for Chronic Obstructive Lung Disease para el manejo de la EPOC.

"La intervención consiste en introducir a través de la broncoscopia estos dispositivos en forma de gancho (coils o muelles) en la parte del pulmón más afectada por el enfisema", ha argumentado el responsable de Pruebas Funcionales y Broncoscopia del servicio de Neumología del Hospital Gregorio Marañón, José Javier García López.

"Estos muelles pulmonares traccionan el tejido y permiten una mejor función de la parte del pulmón menos afecta, mejorando además la elasticidad del tejido pulmonar y la apertura de las vías aéreas. "Este tratamiento supone aportar una expectativa razonable de mejora para algunos pacientes con enfisema severo que, a pesar de un tratamiento farmacológico óptimo y un programa de rehabilitación pulmonar, permanecen con una limitación funcional respiratoria muy severa y con un deterioro importante de su calidad de vida", ha zanjado el especialista.