Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 10:05
Autonomías > Madrid

Madrid celebra los 100 años del hospital Cantoblanco

En la actualidad, el hospital alberga aún una unidad de referencia para tuberculosis multirresistentes

El consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, firma el libro de visitas del Hospital.
Madrid celebra los 100 años del hospital Cantoblanco
Redacción
Jueves, 25 de mayo de 2017, a las 15:40
La Comunidad de Madrid celebra los cien años del primer hospital construido en la región para el tratamiento de pacientes con tuberculosis, que también fue uno de los primeros de España. El Sanatorio Antituberculoso de Valdelatas es conocido en la actualidad como Hospital Cantoblanco y forma parte, junto con al Carlos III, del Hospital Universitario La Paz. Fue inaugurado en mayo de 1917 por el Rey Alfonso XIII y la Reina Victoria Eugenia. Cien años después, asume el 7 por ciento de los ingresos de La Paz.

El consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, ha participado en los actos de celebración del centenario. Tras descubrir un monolito conmemorativo en los jardines del centro, ha realizado una visita a la exposición Cantoblanco: 100 años de historia, con recuerdos y un recorrido gráfico por su historia. Cantoblanco realiza en la actualidad alrededor de 700 intervenciones quirúrgicas y 19.000 consultas externas cada año. El 68 por ciento de los ingresos son de pacientes procedentes del Servicio de Urgencias de La Paz y el 32 por ciento son traslados desde otras áreas de hospitalización para continuidad de cuidados o rehabilitación.

El consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, junto al cartel conmemorativo del aniversario.

El consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, junto al cartel conmemorativo del aniversario. 


En el área de hospitalización, el centro dispone de 126 camas distribuidas en cuatro pabellones, de las que poco más de la mitad están destinadas a pacientes agudos procedentes de Urgencias y el 44 por ciento se dedica a pacientes de media estancia. Hay tres áreas: de Medicina Interna, de Neumología –para el tratamiento de pacientes agudos y crónicos-, y de Geriatría, con unidad de agudos, unidad de recuperación funcional y hospital de día.

Unos recursos asistenciales que permiten ofrecer al paciente mayor una atención integral. En el área de consultas externas se atienden pacientes de las especialidades de Traumatología, Rehabilitación, Aparato Digestivo, Medicina Interna, Neumología, Neurología y Geriatría. También se ubican en él áreas de La Paz muy especializadas y multidisciplinares como la Unidad del Sueño, la Unidad de Endoscopias del Servicio de Aparato Digestivo, una Unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria para Traumatología y Dermatología, una Unidad de Recuperación Funcional de Rehabilitación y un dispositivo de Terapia Ocupacional.

La Tuberculosis, su origen

La tuberculosis, aún presente en nuestra sociedad, es una enfermedad que asoló Europa en el siglo XIX y fue el origen tanto del Hospital Cantoblanco como del Hospital Carlos III. Su virulencia fue el motor de la construcción de hospitales enmarcados en los más bellos parajes naturales de todas las ciudades europeas, circunstancia que aún hoy nos recuerda el entorno de jardines y pinares de ambos hospitales madrileños, ya que los médicos buscaban zonas donde el aire puro permitiera una mayor regeneración pulmonar.

Foto de familia junto al consejero de Sanidad.

Foto de familia junto al consejero de Sanidad. 


Posteriormente, los avances científicos han demostrado que no era fundamental para atajar la enfermedad, aunque sí ayudó a salvar muchas vidas. Actualmente, La Paz mantiene abierta en Cantoblanco la unidad de referencia de tuberculosis para pacientes multirresistentes, que está situada en el Pabellón San Luis. Dispone de seis camas en un área de aislamiento con presión negativa, indispensable para este tipo de patología infecto-contagiosa.

“Historia de un Hospital”

La construcción se inició en 1907 en terrenos ubicados en la Dehesa de Valdelatas cedidos por el antiguo Ayuntamiento de Fuencarral y por el Marqués de Santillana, propietario de parte de los terrenos. Fue sanatorio independiente del Patronato Nacional Antituberculoso hasta 1986, fecha en la que es transferido a la Comunidad de Madrid. En 1992 se adscribe al Hospital Psiquiátrico de Madrid, actual Hospital Rodríguez Lafora, y en 1999 pasa a depender administrativamente del Hospital Gregorio Marañón. El 4 de agosto de 2005, La Paz asume las competencias funcionales y servicios de Cantoblanco.

Los profesionales que conforma al Hospital Cantoblanco, protagonistas en la celebración.

Los profesionales que conforma al Hospital Cantoblanco, protagonistas en la celebración. 


La prolífica literatura romántica que mitificó la enfermedad infecciosa más temida de una época ha sido el acicate de José María Pereira, neumólogo y coordinador del Hospital Cantoblanco de 2000 a 2011, para escribir el libro Historia de un hospital, editado y publicado por el Hospital La Paz con motivo de este centenario. Muchas obras literarias abordan en su trama el problema de la tuberculosis como La montaña mágica, de Thomas Mann; La dama de las camelias, de Alejandro Dumas; Crimen y castigo, de Fiódor Dostoievski o Pabellón de reposo, de Camilo José Cela.

Como se recuerda en el libro, la tuberculosis también ha sido el germen de una especialidad médica, ya que los tisiólogos, que eran los médicos que trataban la tuberculosis, se convirtieron en los especialistas en Neumología que tenemos en la actualidad en hospitales y centros de Atención Especializada. Con una edición de mil ejemplares, el autor destinará su recaudación íntegra a proyectos de investigación del Instituto de Investigación de La Paz (IdiPAZ).

Foto de familia del acto de celebración.

Foto de familia del acto de celebración.