Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Autonomías > Madrid

Los médicos elaboran un documento en defensa de las vacunas

El Icomem elabora un díptico dirigido a la población general para concienciar sobre su importancia

Reunión del Consejo Científico del Icomem.
Los médicos elaboran un documento en defensa de las vacunas
Redacción
Martes, 28 de noviembre de 2017, a las 12:40
El Consejo Científico del Colegio de Médicos de Madrid ha elaborado un primer documento, destinado a la población, para defender el uso de las vacunas con el fin de que no vuelvan a aparecer de nuevo enfermedades ya erradicadas. Este órgano asesor del Icomem muestra su preocupación, ya que “se ha ido olvidando que es una de las medidas sanitarias que mayor beneficio producen, previniendo enfermedades causantes de grandes pandemias, muertes y secuelas”.
 
Además, recuerda que “las vacunas benefician tanto a las personas vacunadas como a las no vacunadas y susceptibles que viven en su entorno, desarrollando inmunidad de grupo”. Y, que, mediante ellas “se ha conseguido erradicar la viruela y se está logrando la erradicación de la poliomelitis; además el sarampión y la rubéola han dejado de ser un problema, cuando eran causa frecuente de encefalitis y minusvalías psíquicas hace tan sólo unos años”.
 
El díptico elaborado responde a las preguntas: ¿Qué son las vacunas y cómo funcionan?, ¿Son seguras las vacunas?, ¿La administración simultánea de más de una vacuna sobrecarga el sistema inmunitario y aumenta el riesgo de efectos secundarios?, ¿Qué pasaría si dejáramos de vacunarnos? y ¿Las vacunas son sólo para los niños?
 
Peligros si no nos vacunamos
 
El Consejo Científico del Colegio de Médicos de Madrid pone encima de la mesa que las enfermedades infecciosas volverían a aparecer si dejamos de vacunarnos: “Algunas de ellas, que se han vuelto poco comunes, reaparecerían y se propagarían rápidamente”. Asimismo, hace hincapié en que “los nuevos modelos sociales y la globalización debida a los viajes, que hacen que no existan fronteras, aumentan la posibilidad de entrar en contacto con nuevos agentes biológicos”. Y, por ello, es necesario “reforzar nuestras defensas mediante las vacunas”.
 
Resalta, por otro lado, que “suponen un ahorro económico importante para el sistema sanitario, tanto de costes directos como indirectos. Se calcula que por cada euro invertido en vacunas se ahorran cuatro de costes sanitarios evitados”.  Y, llama la atención sobre que la vacunación no es algo exclusivo de la infancia sino un proceso que dura toda la vida: “Hay una elevada morbimortalidad en la edad adulta, en determinados tipos de pacientes, por enfermedades que pueden ser prevenibles mediante las vacunas”.
 
El díptico informativo puede descargarse a través de la página web del Icomem y será remitido a las sociedades científicas de la Comunidad de Madrid para que lo difundan, así como al Sermas para su difusión en los centros de salud y hospitales, especialmente en los servicios de Urgencias y consultas.