22 de julio de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:20
Autonomías > Madrid

La sanidad pública madrileña atiende a más de 311.000 pacientes con asma

Un 11% de la población madrileña ha tenido asma alguna vez

Manuel Molina, viceconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid.
La sanidad pública madrileña atiende a más de 311.000 pacientes con asma
Redacción
Lunes, 01 de mayo de 2017, a las 15:10
La Comunidad de Madrid realiza seguimiento y control y proporciona tratamiento a los 311.527 pacientes con asma que residen en la región a través de los profesionales de los centros de salud, de los que 50.596 son menores de 14 años. Se calcula, además, que en la región algo más del 11 por ciento de la población entre los 18 y los 44 años ha tenido asma alguna vez en su vida. El servicio específico de atención al asma se introdujo en la cartera de Servicios de Atención Primaria de la Consejería de Sanidad en el año 2008.

La Comunidad ofrece a todos estos pacientes la posibilidad de participar en talleres grupales de Educación para la Salud en los que niños, adolescentes y adultos aprenden a utilizar correctamente los tratamientos con inhaladores para superar las crisis y a conocer los factores de riesgo que estas pueden desencadenar. El asma es una enfermedad crónica en la que la inflamación de las vías respiratorias y de los músculos que las rodean ante la inhalación de determinadas sustancias dificulta la respiración.

En adultos se realiza la valoración de los síntomas (la dificultad o los silbidos al respirar), exploración física y pruebas diagnósticas, pruebas de función pulmonar (espirometría, prueba broncodilatadora o de provocación bronquial inespecífica), medición de los niveles de inflamación y análisis específicos para las personas que padecen asma. Un diagnóstico correcto es necesario de cara a proporcionar el tratamiento farmacológico adecuado, habitualmente a través de dispositivos de inhalación.

Los pediatras también recaban los síntomas de los niños con sospecha de asma, información sobre la aparición de las crisis o antecedentes de la enfermedad en la familia, además del contacto que puedan tener con desencadenantes de las crisis, como alérgenos o exposición al humo del tabaco. Tras un reconocimiento y una valoración similar a la del adulto se instaura tratamiento.

La continuidad asistencial de los pacientes con asma está garantizada en todos sus estadios, ya que a la detección precoz y a la prevención, así como al tratamiento en los casos no graves que se realiza en los centros de salud, se une la asistencia especializada que se lleva a cabo en los hospitales de la Comunidad para los casos graves o mal controlados, siempre en colaboración con Atención Primaria a través de vías clínicas.

Unidad de Asma Grave

La Unidad de Asma Grave y de Control Difícil del Servicio de Neumología del Hospital Universitario Ramón y Cajal ha atendido en 2016 a 960 pacientes y ofrece la mejor asistencia al paciente con asma mal controlado. Desde el punto de vista asistencial, se ha dotado al laboratorio de pruebas funcionales de nuevos dispositivos de cara al estudio de la función pulmonar y la medición de la inflamación pulmonar. Se han abierto varias líneas de investigación, tanto clínicas como básicas, sin olvidar la formación de los residentes que rotan por la Unidad.

Se está trabajando en el desarrollo de una Unidad Multidisciplinar para el Manejo del Asma Grave, en colaboración con los Servicios de Alergia, Neumología Infantil y ORL, para poder realizar el mejor abordaje diagnóstico y terapéutico posible de esta patología. También se ha desarrollado una vía clínica de cara a colaborar con los Centros de Atención Primaria con el objetivo de mejorar la calidad de la asistencia de los pacientes asmáticos.

Actualmente, la Unidad de Asma está participando en varios estudios promocionados por el Área de Asma de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, así como otros estudios propios desarrollados por nuestra propia unidad y ensayos clínicos para ofrecer a los pacientes nuevas terapias específicas dirigidas contra su enfermedad.