Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 15:10
Autonomías > Madrid

La rehabilitación acelerada del Santa Cristina reduce dos días el ingreso

De los pacientes que se someten a la implantación de una prótesis de cadera o de rodilla

Fachada del Hospital Universitario Santa Cristina.
La rehabilitación acelerada del Santa Cristina reduce dos días el ingreso
Redacción
Martes, 30 de agosto de 2016, a las 11:00
El Hospital Universitario Santa Cristina ha logrado reducir el tiempo de ingreso de los pacientes que se someten a la implantación de una prótesis de cadera o de rodilla. Como media, los pacientes abandonan el hospital entre cuatro y cinco días después del día de su ingreso, dos días menos que la media, gracias a la ya denominada rehabilitación acelerada o fast track.

Hasta ahora, 4.758 pacientes han sido tratados mediante esta técnica, que requiere de un trabajo multidisciplinar con el paciente. La rehabilitación acelerada en cirugía de cadera y de rodilla se basa en el programa de actuación que han diseñado los servicios de Traumatología y Rehabilitación, Fisioterapia y Anestesia a través de sus profesionales médicos y de Enfermería.

Además de la reducción de la estancia en el hospital, el programa supone una disminución en las complicaciones tras la operación, reduccion de la convalecencia en el domicilio, no tener que acudir a otros servicios de rehabilitación y la reincorporación precoz del paciente a las actividades de la vida diaria.

Con este tipo de rehabilitación, se reducen las complicaciones circulatorias y los catéteres se pueden retirar de forma precoz. También mejora la función cardiorrespiratoria y la recuperación de la movilidad articular, al tiempo que disminuye los problemas de desorientación que se dan en ocasiones en estancias hospitalarias.

Realizar este tipo de recuperación ayuda a evitar que se sobrecarguen los servicios de rehabilitación externos al hospital, reduce los costes del proceso y permite programar no solo el ingreso del paciente, sino también el alta, logrando una programación más ágil de las intervenciones y, por tanto, un ahorro de recursos.

“La gran mayoría de los pacientes que intervenimos para realizar una sustitución de cadera o de rodilla en el servicio de Traumatología del Hospital Santa Cristina pueden realizar esta rehabilitación acelerada”, ha afirmado Olga Pérez Moro, jefe de sección de Rehabilitación del centro. “Todos los pacientes reciben información de cómo se va a realizar y cómo pueden colaborar para que funcione lo mejor posible. Después de una intervención sin complicaciones y una analgesia adecuada, el equipo médico y de enfermería y el paciente consiguen que el alta pueda darse, como media, en cuatro días y medio”, ha asegurado. 

De los 4.758 pacientes atendidos con esta técnica en el Hospital Santa Cristina entre 2005 y 2015, solo el 3% de los pacientes han requerido rehabilitación ambulatoria posterior y el 98% de ellos se ha mostrado muy satisfecho con el proceso, según ha informado el propio hospital en una nota de prensa.