16 nov 2018 | Actualizado: 16:15

La Paz, nuevo Centro de Referencia Nacional para la 'piel de mariposa'

Enrique Ruiz Escudero y la Infanta Elena presentan el nuevo servicio de tratamiento para esta enfermedad rara

La Infanta Elena, junto al consejero de Sanidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, y el equipo médico de La Paz.
La Paz, nuevo Centro de Referencia Nacional para la 'piel de mariposa'
mié 25 octubre 2017. 12.50H
Redacción
La Comunidad de Madrid concentra el mayor número de hospitales designados Centro de Referencia Nacional (CSUR) por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud con un total de 78. Así lo ha indicado esta mañana el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en el Hospital La Paz durante la presentación del nuevo CSUR para la atención de pacientes con epidermólisis bullosa, una enfermedad de base genética más conocida como ‘piel de mariposa’. El acto, que se celebra coincidiendo con el Día Internacional de la Piel de Mariposa, ha contado con la presencia de la Infanta Elena.

"El Hospital Universitario La Paz de Madrid y el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona son los únicos centros de España de referencia para el tratamiento y cuidado de los pacientes con esta enfermedad. En la actualidad, el Servicio de Dermatología del Hospital La Paz presta atención a un total de 116 pacientes con edades comprendidas desde el nacimiento hasta los 74 años", señalan desde la Consejería.

La ‘piel de mariposa’ es una enfermedad rara e incurable que se caracteriza por una extrema fragilidad en la piel, hasta el punto de que un simple abrazo, o acciones de la vida diaria como caminar y comer provocan ampollas y heridas que llegan a tardar meses en curar. Las manifestaciones más severas tienen además afectación de las mucosas: anal, oral y esofágica, lo que dificulta la autonomía y altera la calidad de vida del paciente. La epidermólisis bullosa recesiva es la manifestación más grave de la enfermedad y representa un 58 por ciento de estos pacientes atendidos en La Paz. Son en su mayoría niños y adolescentes.

El diagnóstico de esta patología se confirma con un estudio genético que se realiza a través del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológica (Ciemat). Una vez detectada y categorizada la enfermedad, el Instituto de Genética Médica y Molecular de La Paz (Ingemm) se encarga de dar el consejo genético a la familia. Un 47 por ciento de los pacientes son mujeres frente al 53 por ciento de hombres y más de la mitad de los diagnosticados tienen epidermólisis bullosa severa. El resto de las variantes de esta patología son menos agresivas: epidermólisis bullosa distrófica simple (24 por ciento), dominante (12 por ciento), juntural (cinco por ciento) adquirida (uno por ciento) y otra epidermólisis bullosa denominada enfermedad de Kindler (uno por ciento).

"La epidermólisis bullosa es una enfermedad que va más allá de la piel porque en su modalidad más grave y en los estados más avanzados presenta complicaciones nutricionales, ortopédicas, cardíacas, renales, infecciosas, psicológicas, psicosociales y digestivas. Por ello, es fundamental un abordaje multidisciplinar, así como la implicación de la Enfermería y del Servicio de Neonatología, un servicio clave en la intervención inmediata de esta patología, ya que los profesionales de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales proporcionan asistencia y formación a las familias del recién nacido afectado", tal y como explica la Consejería.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.