24 de noviembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 10:05
Autonomías > Madrid

Falsos enfermeros que roban a ancianos: Sanidad pide extremar precauciones

Madrid aconseja a los pacientes que llamen a su centro de salud ante cualquier visita sospechosa

Un centro de salud dependiente del Sermas.
Falsos enfermeros que roban a ancianos: Sanidad pide extremar precauciones
Sergio López
Martes, 05 de septiembre de 2017, a las 10:10
La Consejería de Sanidad de Madrid ha aconsejado a los pacientes que reciben la visita domiciliaria de su enfermero, que en caso de una llamada telefónica sospechosa o de enfermera que no es su titular, "confirmen la cita con su Centro de Salud". Este consejo lleva después de varias denuncias de robos perpetrados por personas que se hacían pasar por personal sanitario del Servicio Madrileño de Salud (Sermas).
 
Al mismo tiempo, los centros de salud regionales “están extremando las medidas que habitualmente realizan”, y que consisten en “llamar al paciente por teléfono previamente para concertar la visita domiciliaria”, según han detallado a Redacción Médica fuentes de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.
 
En los últimos días han trascendido algunos casos de falsos enfermeros que habrían accedido a los domicilios de ancianos que reciben asistencia domiciliaria para robar. Hay al menos dos casos de este tipo, denunciados en la comisaría de Carabanchel, según han confirmado a este periódico fuentes de la Jefatura provincial de la Policía Nacional. Sin embargo, la asociación ‘El defensor del paciente’ eleva a cuatro los robos que se habrían producido en las últimas semana con este ‘modus operandi’.
 
Esta asociación señala además la circunstancia de que los ladrones, además de vestir uniformes que les asemejaban a los enfermeros del Sermas e incluso fingir labores asistenciales en los domicilios a los que accedían, acudían a casas donde efectivamente se venía prestando esta atención domiciliaria. Esto hace temer a este colectivo que se pueda haber producido alguna “filtración”.
 
“La Gerencia Asistencial de Atención Primaria no tiene constancia de que se haya producido filtración de datos de los pacientes”, señalan desde la Consejería. Estas mismas fuentes recuerdan que la Ley de Protección de Datos garantiza la confidencialidad. Por otra parte, Sanidad señala que por el momento, no ha recibido ninguna denuncia por estos robos, “ni internamente, ni por comunicación de la Policía”.