Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Autonomías > Madrid

El Universitario del Sureste incorpora el tratamiento de vacío en heridas

Se busca salvar un mayor número de vida pero con un menor gasto sanitario

El Hospital Universitario del Sureste.
El Universitario del Sureste incorpora el tratamiento de vacío en heridas
Redacción
Martes, 16 de agosto de 2016, a las 19:35
El Hospital Universitario del Sureste se moderniza. El centro de salud ha incorporado a su conjunto de medidas terapéuticas el tratamiento de vacío en heridas complejas en el ámbito domiciliario. Un procedimiento domiciliario se consigue un incremento en la calidad de vida de los pacientes: se les da mayor autonomía, se disminuye la frecuencia de las curas y, además, se reduce el gasto sanitario.

La terapia de vacío es una herramienta terapéutica de gran relevancia por tratarse de un sistema no invasivo que ayuda a promover la cicatrización mediante la aplicación de presión negativa en el lugar de la herida. Según informa la autonomía, la primera paciente en recibir este tratamiento presentaba una herida abdominal compleja con una infección crónica de difícil control.

La utilización de este método sobre la herida se realiza mediante una esponja porosa conectada a través de un tubo a una bomba de vacío y cubierta con un apósito adherente. Se consigue de esta forma aplicar una presión controlada continua o intermitente. De esta manera se logra mejorar el sellado de la herida y el control de exudados y fluidos, así como disminuir la contaminación. Por otra parte, se estimula también la angiogénesis (proliferación vascular), que es la base del proceso de cicatrización.

La gran novedad es poder aplicar dicha terapia de vacío de forma ambulatoria, gracias al pequeño volumen de la bomba de vacío actual, ya que la técnica solo se aplicaba en el ámbito hospitalario. Este avance tecnológico permite la disminución de la frecuencia de las curas a tres veces por semana aproximadamente, lo que evita la necesidad de ingreso hospitalario y favorece la comodidad del paciente.

El campo de aplicación de esta terapia de vacío no se limita al tratamiento de heridas complejas. También ha supuesto un gran avance en el manejo del abdomen abierto en pacientes quirúrgicos que han sido sometidos a una laparotomía y en los que no es posible el cierre inmediato del abdomen por diversas causas.