24 de septiembre de 2017 | Actualizado: Domingo a las 19:10
Autonomías > Madrid

El Rey Juan Carlos permite que los niños reciban la visita de sus perros

Este plan es pionero dentro del Servicio de Pediatría y busca "humanizar" la estancia de estos pacientes

Equipo del Servicio de Pediatría del Hospital Universitario del Rey Juan Carlos.
El Rey Juan Carlos permite que los niños reciban la visita de sus perros
Redacción
Lunes, 11 de septiembre de 2017, a las 10:50
El Hospital Universitario Rey Juan Carlos de la Comunidad de Madrid ha elaborado un programa pionero para que los pacientes más pequeños puedan disfrutar de la visita de sus perros, una iniciativa con la que el centro pretende “humanizar” y hacer más llevadera el ingreso de los niños que tengan entre los 12 meses y los 15 años de edad.

Según ha informado el propio centro, este objetivo se encuentra enmarcado dentro del Plan de Humanización de la Asistencia Sanitaria que ha impulsado la Consejería de la Comunidad de Madrid, para que los más pequeños puedan disfrutar de la compañía de su mascota cada martes de 17:00 a 18:00 horas.

"El ingreso hospitalario es una circunstancia hostil para los niños porque supone que queden alejados temporalmente de su entorno habitual”, según ha señalado el doctor del Servicio de Pediatría del Hospital Universitario Rey Juan Carlos, Pablo Bello Gutiérrez. por lo que el centro busca poner facilidades y “humanizar” la asistencia prestada.

Los tutores, padres o cuidadores del menor deberán de llevar al animal cepillado y vacunado previamente a llevarlo al hospital y, además, deberán de ir acompañados por un cuidador. Asimismo, el centro recuerda que, para evitar "percances", quedarán excluidos de este plan las razas que se consideren potencialmente "peligrosas" -en cumplimiento con el Real Decreto 287/2002-.

Entre los objetivos que persigue el plan, está el de promover actuaciones que garanticen “la humanización de la asistencia sanitaria, a través de la personalización de la atención y a lo largo de todo el proceso asistencial”, según ha señalado el propio centro en un escrito.  

Esta decisión se suma a otras actividades que han impulsado otros hospitales de la Comunidad de Madrid, donde se facilita la estancia de los pequeños gracias a que se les permite que se le traigan comida de su casa o juguetes y, a partir de este momento, también a su animal de compañía.