23 de junio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 17:45
Autonomías > Madrid

El Rey Juan Carlos incorpora la última actualización del robot Da Vinci

El nuevo sistema facilita el acceso a anatomías complicadas, lo que mejora los resultados de los pacientes

Ignacio Muguruza, Charo Noguero, David Alías, Miguel Sánchez Encinas y Raimundo Gutiérrez.
El Rey Juan Carlos incorpora la última actualización del robot Da Vinci
Redacción
Miércoles, 21 de marzo de 2018, a las 17:20
El Hospital Universitario Rey Juan Carlos ha reforzado su equipo tecnológico con la adquisición del sistema Xi Da Vinci, un sistema robótico que ofrece a los cirujanos un acceso más fácil a anatomías complicadas, una mejoría en la radicalidad oncológica y una mayor precisión reconstructiva, y que se traduce para los pacientes en mejores resultados, mayor comodidad y una mejor experiencia en la intervención.

En concreto, además de permitir realizar incisiones más pequeñas con mejores resultados estéticos, las novedades de esta nueva actualización del Da Vinci incluyen el sistema de visión Firefly, que permite visualizar en tiempo real imágenes de alta resolución del flujo vascular y microvascular de los tejidos, y el Vessel Sealer, instrumento que optimiza el sellado y el corte de vasos de hasta 7 milímetros de diámetro y de estructuras tisulares.

Una mejor conexión entre el robot y la mesa de operaciones, lo que posibilita una colocación precisa del paciente que facilita mejores ángulos de trabajo y, por tanto, mejores resultados, y la eliminación del temblor fisiológico de las manos del cirujano o sus movimientos involuntarios son otras de las ventajas de este nuevo sistema que, además, mejora la claridad y precisión en los detalles de las imágenes gracias a una visión en 3D.

Las especialidades beneficiadas

Algunas de las especialidades que utilizan esta tecnología en el Hospital Rey Juan Carlos son Cirugía General y del Aparato Digestivo, Cirugía Torácica, Ginecología, Urología y Otorrinolaringología, en manos, respectivamente, de los doctores David Alías, Ignacio Muguruza y Pablo Fernández, Charo Noguero, Miguel Sánchez Encinas y Raimundo Gutiérrez.

En el caso de la Cirugía Digestiva, como explica David Alías, la versatilidad que ofrece esta actualización resulta altamente beneficiosa, ya que “es frecuente la necesidad de cambiar de campo de trabajo durante la intervención y este modelo, al poder utilizar como cámara cualquiera de los brazos del robot y que la base de sustentación de los brazos pueda girar sobre su eje, nos permite gran diversidad de maniobras sin la necesidad de realizar el ‘docking’ nuevamente”.

Una ventaja que se une a las herramientas más específicas con las que cuenta y que facilitará también las operaciones de resecciones pulmonares anatómicas, indica Ignacio Muguruza, jefe del Servicio de Cirugía Torácica del hospital.

“En principio todas las pacientes se benefician del uso del robot, puesto que se trata de una cirugía poco invasiva, y que permite un abordaje excelente a las estructuras de la pelvis”, subraya por su parte Charo Noguero, matizando, sin embargo, que en las pacientes obesas está especialmente indicado por la mayor accesibilidad que ofrece este último modelo, a pesar del panículo adiposo. Características que también reitera Miguel Sánchez Encinas al destacar que “la posibilidad de utilizar técnicas de fluorescencia ayudará a localizar tanto ganglios linfáticos donde pueden drenar los tumores prostáticos como delimitar tumores renales del tejido sano”.

Por su parte, el jefe del Servicio de Otorrinolaringología, Raimundo Gutiérrez destaca que la nueva tecnología permite incluso “mejorar los resultados oncológicos, al reducir la morbilidad, y evitar muchas reconstrucciones complejas que causan efectos secundarios indeseables”.