22 de junio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 20:50
Autonomías > Madrid

El Puerta de Hierro repara la válvula tricúspide con un método no invasivo

Esta técnica pionera, desarrollada por cardiólogos del centro, se basa en la implantación de un MitraClip

Exteriores del Hospital Universitario Puerta de Hierro.
El Puerta de Hierro repara la válvula tricúspide con un método no invasivo
Redacción
Lunes, 28 de mayo de 2018, a las 13:40
Cardiólogos Hemodinamistas del Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda han realizado una intervención para conseguir reparar la válvula tricúpside de una paciente mediante la implantación de un MitraClip.

Se trata de una intervención mínimamente invasiva que consigue reparar esta dolencia que, en un gran número de casos, no tiene tratamiento quirúrgico. La insuficiencia de la válvula tricúspide (también conocida como la “válvula olvidada”) es una enfermedad que afecta a la válvula tricúpside del corazón que divide la aurícula derecha y el ventrículo derecho.

En una persona sana el flujo normal del corazón debe ir de aurícula a ventrículo y la válvula tricúspide debe impedir que la sangre retorne a la aurícula. Este proceso se altera en las personas con insuficiencia tricúspide porque la válvula no ejerce su función y se produce un reflujo de sangre desde el ventrículo a la aurícula.

Efectos de la insuficiencia tricúspide

Esta patología produce a los pacientes que la padecen un deterioro muy importante de su calidad de vida. El tratamiento que reciben es principalmente médico y en muchos de los casos esta dolencia no es subsanable mediante una intervención quirúrgica por el alto riesgo que comporta.

De ahí la importancia de esta técnica que ofrece una solución a estos pacientes. La intervención, que tiene una duración de aproximadamente dos horas, consiste en avanzar con un ‘clip’ mitral hasta el corazón a través de un catéter que se introduce en la vena femoral y una vez que se orienta hacia la válvula tricúspide sujeta físicamente dos de los tres velos de la válvula, lo que hace que se acerquen disminuyendo el problema físico de reflujo ventrículo-auricular.