El estudio internacional demuestra que tratar a pacientes mayores de 65 años con ibrutinib mejora su supervivencia

El Infanta Leonor participa en un ensayo sobre linfoma de células del manto
El Hospital Infanta Leonor.


17 jun 2022. 13.50H
SE LEE EN 3 minutos
El Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Universitario Infanta Leonor participa en un ensayo clínico internacional  multicéntrico que demuestra que el tratamiento con ibrutinib mejora la supervivencia en los pacientes mayores de 65 años con linfoma de células del manto. Uno de los investigadores del ensayo es el jefe del Servicio de Hematología y Hemoterapia de este hospital  úblico madrileño, el Dr. José Ángel Hernández Rivas.

El ensayo clínico “Shine”, que ha sido comunicado como Late-Breaking-Abstract en el Congreso Americano de Oncología Médica (ASCO 2022), celebrado recientemente en Chicago (Estados Unidos), ha sido publicado en la revista ‘The New England Journal of  Medicine’, una de las publicaciones científicas de mayor prestigio del mundo.

El linfoma de células del manto (LCM) es un cáncer de los glóbulos blancos de la sangre que se caracteriza por su baja frecuencia y por ser una neoplasia incurable. Los pacientes con linfoma de células del manto presentan adenopatías (aumento del tamaño de los ganglios, anemia, bajada de defensas, afectación del tubo digestivo) y, en ocasiones, síntomas constitucionales como pérdida de peso, sudoración nocturna y fiebre.

Tradicionalmente, junto con los linfomas T presentaba las peores tasas de supervivencia, que en el caso de los pacientes mayores y/o no candidatos a trasplante de precursores hematopoyéticos, se situaba por debajo de 2-3 años en la era de la quimioterapia. La incorporación de anticuerpos monoclonales anti-CD20 y algunas terapias dirigidas frente a dianas o vías de señalización específicas del linfocito B han logrado mejorar los resultados.

Referente en investigación internacional


El estudio Shine comparó en pacientes de más de 65 años la combinación de bendamustina y rituximab con ibrutinib o sin (placebo), un tratamiento inhibidor de la tirosincinasa de Bruton. En concreto, entre 523 pacientes, 261 fueron asignados al azar para recibir ibrutinib y 262 para recibir placebo.

Los resultados del ensayo demuestran que, con un seguimiento de 7 años, los pacientes que recibieron ibrutinib además de la inmunoquimioterapia mejoraron en más de 2 años la supervivencia libre de progresión (80,6 meses vs 52,9 meses), lo que supone un avance importante en el pronóstico y tratamiento de esta enfermedad. Ibrutinib es una pequeña molécula administrada oralmente inhibidora del receptor de la celula B (BCR). En concreto, inhibe el BTK (tirosincinasa de Bruton). Este fármaco junto con otros inhibidores de BCR y BCL2 se usan ya de manera habitual en pacientes con algunos tipos de leucemia y linfomas.

El Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Universitario Infanta Leonor ha participado en más de 100 ensayos clínicos en los que se han generado numerosas publicaciones, aprobaciones de fármacos y combinaciones de los mismos que redundan en la calidad y seguridad de los pacientes, tal como ha quedado demostrado en su participación en este ensayo clínico internacional de gran prestigio y de gran esperanza para todos. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.