22 de junio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 20:50
Autonomías > Madrid

El Hospital de Villalba agiliza su circuito de exodoncias

El objetivo es reducir el tiempo y las visitas, realizando todas las pruebas en un mismo día

Juan Rey, jefe del Servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial.
El Hospital de Villalba agiliza su circuito de exodoncias
Redacción
Jueves, 08 de marzo de 2018, a las 18:50
El Hospital General de Villalba ha implementado importantes mejoras en el circuito de exodoncias del Servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial con el objetivo de reducir el tiempo y las visitas necesarias, así como el cuidado de la salud de sus pacientes y la comodidad y agilidad de los procesos. 

En este sentido, Juan Rey, jefe de este servicio, ha explicado que con esta mejora “queremos que el paciente pueda acudir a una primera consulta en la que se le realicen las pruebas necesarias para proceder a la intervención ese mismo día en la inmensa mayoría de los casos”. De esta forma, la unidad se convierte en una única consulta monográfica para realizar el referido procedimiento, que consiste en la extracción de una pieza dental o parte de la misma, mediante las técnicas e instrumental adecuado.

La indicación de este procedimiento suele derivar de la existencia de signos y/o síntomas patológicos. “Aunque las causas más frecuentes de exodoncia son la caries y la enfermedad periodontal, que pueden producir síntomas como dolor, flemones de repetición, etc., existen otras situaciones que pueden justificar este procedimiento, como las inclusiones dentales con algún tipo de interferencia con otras piezas, asociaciones a quistes o tumores, indicaciones protésicas, oclusales o de ortodoncia, traumatismos, infecciones del hueso, etc”, ha señalado el especialista.

Los beneficios de estas mejoras

La agilización de este tipo de procedimientos beneficia a todos los pacientes de manera general. Se trata de crear circuitos en los que, tras una valoración por parte del profesional, se reduce el tiempo para conseguir un resultado que mejora la calidad de vida de los pacientes; procesos sencillos, pero de gran importancia potencial, pues pueden evitar otros como flemones de repetición, deterioro de piezas adyacentes, crecimiento de quistes o traumatismos de partes blandas con el potencial de malignización en determinados casos. Asimismo, contribuye al mejor manejo ortodóncico de los pacientes.

Un objetivo que, con la ayuda de los médicos y los odontólogos de Atención Primaria, ha conseguido rediseñar la vía de actuación habitual. El nuevo circuito permite seleccionar aquellas situaciones en las que se aconseja este seguimiento presencial por la complejidad y características de la intervención.

“La principal mejora se debe centrar en crear una manera de trabajar que disminuya esfuerzos innecesarios al paciente” -continúa el Dr. Rey-, promoviendo la comunicación bidireccional con los odontólogos de Atención Primaria y con los médicos de familia para así eliminar pasos intermedios.