Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Autonomías > Madrid

El Gobierno blinda con dos millones su centro de internado para toxicómanos

Garantiza su continuidad hasta febrero de 2018

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.
El Gobierno blinda con dos millones su centro de internado para toxicómanos
Redacción
Viernes, 09 de diciembre de 2016, a las 15:00
El Ejecutivo autonómico ha dado luz verde a una partida de dos millones de euros para mantener el centro residencial de tratamiento de drogodependientes (CRTD), que dispone de 60 plazas y dirige su esfuerzo a rehabilitar y deshabituar a las personas con toxicomanía en un plazo máximo de 90 días.

La partida financia hasta febrero de 2018 la actividad del CRTD, que coordina la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad. En concreto, dispone de 40 plazas para personas que precisan de un régimen de internado (cinco de ellas para menores de edad) y otras 20 en régimen de Centro de Día.

La cobertura sanitaria de las 40 plazas de internamiento es de 24 horas los 365 días del año, y el servicio de las 20 plazas, como Centro de Día, es de lunes a viernes en días laborales, de 10 a 17 horas.

Las prestaciones incluyen el ingreso del usuario como primer procedimiento sanitario para lograr la desintoxicación en un plazo de 30 días, es decir, que deje de consumir droga.

El tratamiento continúa en el Centro de Día

Una vez conseguida la desintoxicación, el paciente continúa su tratamiento en régimen de ingreso o de Centro de Día, según valoren los profesionales sanitarios. En ese momento se aborda la deshabituación, para lograr que desaparezca el síndrome de abstinencia, propiciando estrategias que permitan al paciente enfrentarse a los factores que propician recaídas.

A la salida, cada paciente dispone de un informe con el pronóstico y la terapéutica recomendados para seguir su tratamiento en régimen ambulatorio, documento que se remite al Centro de Atención Integral al Drogodependiente (CAID) que le corresponda a cada usuario y que, a su vez, depende de la Dirección General de Salud Pública.