El Clínico asesora a 10.000 familias con riesgo de cáncer hereditario

La unidad específica de cáncer familiar de este hospital, pionera en España, cumple veinte años

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha participado en la conmemoración.
El Clínico asesora a 10.000 familias con riesgo de cáncer hereditario
mié 24 abril 2019. 13.10H
Los profesionales de la unidad de cáncer familiar del Hospital Clínico San Carlos de la Comunidad de Madrid han asesorado genéticamente a más de 10.000 familias con riesgo de desarrollar cáncer hereditario, a muchas de las cuales se ha evitado el desarrollo de un cáncer. Estos datos se han puesto de manifiesto en una jornada en la que se ha conmemorado el vigésimo aniversario de esta unidad específica, pionera en España, y a la que ha asistido el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.

En estas dos décadas, los profesionales de la unidad, creada en abril de 1999, han realizado más de 10.500 estudios genéticos a unas 40.000 personas aproximadamente pertenecientes a 10.000 familias. En la Unidad se lleva 20 años previniendo el cáncer en familias con cáncer hereditario y en muchas de ellas se ha evitado o se han podido identificar tumores en estadíos precoces o lesiones premalignas que de no haber sido manejadas a tiempo y de manera especial podrían haber acabado en un diagnóstico de enfermedad maligna avanzada, según afirma el jefe del Servicio de Oncología Médica del Clínico, Pedro Pérez Segura.

El gerente del Clínico, José Soto Bonel; el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero; y el jefe del Servicio de Oncología Médica del hospital, Pedro Pérez Segura.


La probabilidad de heredar un cáncer oscila entre el 5 y el 10 por ciento, si bien se puede elevar hasta el 20 por ciento en aquellos casos que, sin cumplir los criterios de cáncer hereditario, presentan un mayor número de casos de cánceres familiares que la población general, al que se denomina ‘agregados’. Para dar respuesta y cubrir la necesidad de los familiares de los pacientes con cáncer, quienes planteaban qué debían saber sobre este proceso y qué se podría hacer preventivamente, el hospital fundó esta unidad.

De las más de 10.000 familias estudiadas en la unidad, el 60 por ciento corresponde a familias con cáncer de mama y ovario hereditario, el 35 por ciento con cáncer de colon hereditario y el 5 por ciento restante responde a diferentes síndromes hereditarios. La supervivencia de las familias con carga genética que sigue programas de cribado se ha incrementado en las últimas décadas gracias a los programas de diagnóstico precoz

El 60% corresponde a familias con cáncer de mama y ovario




En el caso de la unidad de cáncer familiar del Clínico se han identificado casos de cáncer que no se veían en las pruebas de cribado habituales pero que se han podido diagnosticar a tiempo al analizar el órgano que parecía teóricamente sano tras una cirugía preventiva. Cabe mencionar que la literatura científica eleva al 95 por ciento la reducción de riesgo de padecer cáncer en aquellos casos en los que se ha realizado previamente una intervención quirúrgica profiláctica recomendada en síndromes hereditarios de mama-ovario o de colon no polipósico, y hasta el 100 por cien en otros como el cáncer medular de tiroides o la poliposis adenomatosa familiar, explica Pérez Segura.


Asesoramiento genético familiar 


El asesoramiento genético para las familias con predisposición a padecer cáncer consiste en la valoración detallada de la historia familiar y los aspectos médicos que se consideren relevantes por expertos en diagnóstico molecular y oncología médica, con la colaboración de otros especialistas, para explicar a los familiares su riesgo de desarrollar un cáncer y ofrecer la posibilidad de realizar un estudio genético con las consiguientes medidas preventivas para ellos y sus familiares.

El estudio genético comienza con la extracción de la muestra de sangre para su análisis en el Laboratorio de Oncología Médica, dotado de los avances necesarios para comprobar si hay mutaciones en los genes de predisposición a cáncer más habituales. La presencia de estas alteraciones nos permite calcular, de una manera más acertada, el riesgo de desarrollar cáncer de esa persona y ofrecer un programa preventivo personalizado.

Una vez analizada la muestra, se cita a los pacientes en la consulta para informarles y explicarles con detalle su situación y las implicaciones que se pueden derivar del resultado del análisis genético, con el apoyo de psicooncólogos si fuera necesario. Este trabajo desarrollado por los profesionales que componen la unidad de cáncer familiar del Clínico basa su éxito en el trabajo multidisciplinar con cada una de las familias, oncólogos, investigadores, personal de enfermería, psicólogos y otros especialistas, ya que todos ellos colaboran de manera coordinada en ofrecer una atención integral a los pacientes, más del 90 por ciento de los cuales se siente bien asesorado y recomendaría esta unidad a otros pacientes a tenor de los datos obtenidos por los psicólogos del centro, concluye Pérez Segura.

La experiencia, la investigación en el ámbito de la oncología molecular y el conocimiento en el manejo del cáncer hereditario ha llevado a los profesionales del Hospital Clínico San Carlos a dar cobertura sanitaria a varios hospitales de la Comunidad de Madrid y a formar a un alto porcentaje de oncólogos que trabajan en unidades de cáncer familiar en otros centros sanitarios de toda España y de muchos países de Iberoamérica, adonde han llevado esta forma de trabajar.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.