Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10
Autonomías > Madrid

Ébola: salubristas piden compensar a Teresa Romero y su entorno profesional

Buscan apoyo a través de una carta abierta "de reconocimiento y agradecimiento"

Teresa Romero junto a otros profesionales sanitarios de la Comunidad de Madrid.
Ébola: salubristas piden compensar a Teresa Romero y su entorno profesional
Redacción
Jueves, 19 de enero de 2017, a las 12:00
La Asociación Madrileña de Salud Pública (Amasap) pide, a través de una carta abierta a sus socios y a la ciudadanía en general, que “las personas involucradas en la gestión de la crisis y la atención de pacientes, contactos y casos sospechosos de EVE deben ser reconocidas, y los daños derivados de tales actuaciones debidamente compensados”.

La sociedad científica madrileña recalca en este texto, que lleva ya reunidas 160 adhesiones a través de su web institucional, que las “condiciones no siempre fueron las mejores posibles” y que los profesionales fueron “sometidos a una gran presión mediática”. Ante esta circunstancia considera que hicieron gala de una actitud ejemplar para combatir la crisis, asumiendo en ocasiones, de forma voluntaria y solidaria, un riesgo excepcional para sí mismos”.

De Teresa Romero, primer caso de contagio de ébola registrado en suelo no africano, Amasap considera que “debería ser un modelo para la ciudadanía, como el resto de sus compañeros, pues ha dado ejemplo de profesionalidad y generosidad, asumiendo voluntariamente un  riesgo excepcional para sí misma con el único propósito de ayudar a los demás y hacer bien su trabajo”. En cambio, esta agrupación profesional afirma que la Administración sanitaria de entonces “la ridiculizó públicamente y la culpabilizó del contagio”, y solicita que “aunque difícilmente podrá repararse el enorme daño infligido a Teresa, esperamos que este reconocimiento sirva al menos de compensación y como estímulo a iniciativas parecidas por parte de quien corresponda”.

Un amplio listado de agradecimientos

Con esta iniciativa, los salubristas madrileños señalan que quieren mostrar su agradecimiento a profesionales de Enfermería, Medicina, Veterinaria y Psicología, auxiliares de clínica, conductores de ambulancia, técnicos de laboratorio, celadores, militares, personal de la limpieza (“con frecuencia   ausentes en comunicaciones, protocolos y escenarios de riesgo, pese a ser uno de los colectivos más expuestos al contagio”, indica la carta) y administrativo, “entre otros muchos”.

Denuncia desestimada

El pasado martes, el juzgado de instrucción número 21 de Madrid determinó que los protocolos que aplicó la Consejería de Sanidad madrileña en los casos de contagio por ébola que se registraron en 2014 fueron correctos. La magistrada Teresa Abad, titular de ese juzgado, desestimó de ese modo la denuncia que había interpuesto Teresa Romero, la primera persona que se infectó por el virus fuera de África.

Según el auto, la jueza decidió el archivo de la denuncia tras dos años y medio, al no encontrar pruebas de que se haya producido ningún fallo en los protocolos puestos en marcha por el Gobierno regional y no poder determinar si Teresa Romero contrajo el virus por un fallo de seguridad en lugar de por una negligencia propia.