14 nov 2018 | Actualizado: 12:30
Autonomías / Madrid

Ciudadanos pide que el Sermas se encargue de vigilar las pseudoterapias

El grupo parlamentario ha pedido en una PNL que se incluya en el Plan de Inspección de Sanidad

Enrique Veloso, portavoz de Sanidad de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid.
Ciudadanos pide que el Sermas se encargue de vigilar las pseudoterapias
lun 04 junio 2018. 12.25H
Redacción
El Grupo Parlamentario de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid instará, mediante una Proposición No de Ley (PNL), al Gobierno regional a que se incorpore al vigente Plan de Inspección de Sanidad de la Comunidad de Madrid un programa específico para el mejor seguimiento, control y comprobación de las condiciones para el ejercicio de los tratamientos naturales y pseudociencias.

Esta PNL se debatirá en la sesión plenaria del próximo jueves, con la que también la formación naranja pretende que el Ejecutivo madrileño dé cuenta en la Comisión de Sanidad del informe de evaluación del vigente Plan de Inspección de Sanidad, una vez finalice su vigencia.

Tal como señala el partido naranja en la PNL, "el uso de estas terapias está en aumento y es necesario que desde la profesión sanitaria se pueda denunciar este tipo de prácticas no tanto por lo que hacen sobre los pacientes, que en algunos casos también sería preciso, sino que por lo que dejan de hacer por los pacientes". Ciudadanos advierte de que el "uso complementario" de estas terapias también puede resultar dañino, ya que "interactúan con los medicamentos" produciendo efectos perniciosos.

Asimismo, pedirán que inste también al Gobierno nacional a llevar a cabo las modificaciones legales oportunas a fin de que los profesionales sanitarios estén obligados a comunicar a las autoridades legales pertinentes (Fiscalía o juzgado de guardia) las prácticas llevadas a cabo por profesionales, titulados o no titulados, que alejadas de la evidencia científica pudieran causar un perjuicio real en la salud directa de sus pacientes.

Detectar malas prácticas

Todo ello se solicita en base al objetivo de detectar malas prácticas que pongan en peligro la salud pública o la vida de los pacientes. "Somos conscientes de la libertad de los pacientes a la hora de elegir si continuar o no un tratamiento específico, pero también somos conscientes del daño que algunas personas causan a otras al ofrecer información o expectativas falsas basadas en remedios o prácticas sin evidencia científica", han sostenido.

Por ello, desde la formación naranja consideran que los profesionales sanitarios deben ser "parte esencial" en la detección de casos en los que existe "un perjuicio claro en la salud de los ciudadanos".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.