Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 12:40
Autonomías > Madrid

"Madrid será la ciudad de los cuidados"

El concejal de Seguridad, Salud y Emergencias hace balance de su primer año no solo en el cargo sino en política

Javier Barbero, concejal de Seguridad, Salud y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid.
"Madrid será la ciudad de los cuidados"
Juanma Fernández
Martes, 17 de mayo de 2016, a las 19:00
Javier Barbero es concejal de Seguridad, Salud y Emergencias desde que Manuela Carmena se convirtió en alcaldesa de Madrid. Un año después de aquella victoria electoral, este psicólogo clínico del Servicio de Hematología del Hospital La Paz hace balance con Redacción Médica de ese salto de la lucha social a las instituciones. Su tarjeta de presentación: “No tenemos competencias en asistencia sanitaria pero sí en derechos humanos”.

“Tengo antecedentes con personas con experiencia de sufrimiento y contacto con los movimientos sociales, y este ‘servicio’ es muy distinto pero muy conectado también con todo lo anterior”, explica. Así, considera que estos doce meses han sido “muy positivos”: “Estoy aprendiendo mucho y también aplico lo que ya sabía a mi nuevo trabajo; por ejemplo, presidí el Comité de Ética de La Paz y ahora quiero crear uno en la Policía, como ocurre en otros países”, comenta.

Amigo personal de Manuela Carmena, a quien conoció a finales de los 80, cuando él trabajaba con toxicómanos y ella era juez de vigilancia penitenciaria, asume que comparte buena parte de las preocupaciones sanitarias de la alcaldesa. “Le preocupa mucho la malnutrición infantil, la soledad y queremos impulsar un plan de prevención de suicidios”, espeta Barbero. Para él, uno de sus planes estrella en materia de sanidad es ‘Madrid, ciudad de los cuidados’: “Queremos que la propia comunidad se corresponsabilice de los cuidados, que están muy invisibilizados y feminizados; que cada uno sepa qué puede aportar al resto”, matiza.

El ‘Plan de interacción frente a la soledad no querida’ es otra idea a llevar a la práctica por el Ayuntamiento. “Vamos a crear una red conectada regularmente, que la visita no esté centrada en un rato los martes de la tarde, por ejemplo. Que la gente tenga un contacto habitual, se acuerden del resto cuando vayan al mercado, se pregunten si necesitan algo y cuando lo lleven al domicilio, conversen”, narra Barbero, que tiene clara la importancia de la corresponsabilización social.

El responsable consistorial reconoce que tiene “muy buena relación” con Jesús Sánchez Martos, consejero de Sanidad de la Comunidad: “Hablamos habitualmente y estamos intentando activar grupos de trabajo comunes en materia de prevención, salud pública…”. Eso sin renunciar “a ninguno de los sueños” con los que llegó al puesto. “Madrid debe de ser un lugar de encuentro donde la salud pública esté por encima de cuestiones como si uno puede llegar con su propio coche a un sitio o a otro”. En definitiva, el lema en el que parece apoyarse no solo él sino su gestión: “Conseguir que el otro sea importante para mí”.