Joseba Barroeta, director gerente del Hospital Gregorio Marañón participa en el documento 'Lecciones del Covid-19'

"Los hospitales deben mejorar sus reservas estratégicas ante los retos"
Joseba Barroeta.


30 abr 2022. 17.30H
SE LEE EN 5 minutos
Con la colaboración de
Han pasado ya más de dos años del comienzo del estado de alarma y del confinamiento. El Hospital Universitario Gregorio Marañón en Madrid fue el más afectado por la pandemia en la región, el que primero secuenció las cepas del virus, el que describió el primer caso de reinfección por covid y el que recibió el primer caso de la variante Ómicron en España.

Este hospital cambió radicalmente, convirtiéndose de la noche a la mañana en un centro que atendía solamente a enfermos por coronavirus. El director gerente, Joseba Barroeta, participa en el documento 'Lecciones del Covid-19' elaborado por Redacción Médica y repasa el reto que supuso la pandemia, las lecciones aprendidas y la capacidad de respuesta de los hospitales.

¿Qué balance hace de la gestión de la pandemia tras dos años del primer caso del coronavirus Covid-19 detectado en España?

En el ámbito de gestión que nos compete, como es el caso de nuestro centro hospitalario, el balance global es que ha sido un reto al que hemos sabido enfrentarnos con constancia, mucho esfuerzo y solventando las mil y una dificultades que la evolución de la pandemia ha ido teniendo, tanto en aspectos puramente de cambios en las características epidemiológicas, como la evolución de los recursos con los que hemos ido disponiendo.

La pandemia pone de relevancia que un Sistema Nacional de Salud (SNS) sólido es necesario para enfrentarse a éste y a otros retos sanitarios que tenemos o puedan producirse. Reforzar e integrar la atención sociosanitaria es una clave para completar el ecosistema sanitario y conseguir adecuados resultados en salud. La capacidad del hospital para reconvertir sus recursos para hacer frente a una demanda asistencial que crecía de forma exponencial.

¿Cuáles cree usted que han sido los puntos más fuertes de la sanidad española a la hora de hacer frente a la pandemia? ¿Y los débiles?

Los puntos fuertes han sido  disponer de una red de asistencia potente y próxima al ciudadano, tanto en el ámbito de atención primaria como de la hospitalaria, y contar con profesionales sanitarios comprometidos y cualificados.

Sin embargo, las áreas se vieron afectadas al no disponer de reservas estratégicas de equipamientos, material sanitario y profesionales para enfrentarse a los diferentes tipos de retos en los que nos puede sumir una pandemia, así como tener una débil interrelación entre comunidades autónomas para complementar las necesidades asistenciales entre diferentes territorios.

Además, son escasos los recursos dedicados a la vigilancia epidemiológica y a la salud pública y, muchas veces, demasiado alejados de los prestadores de la asistencia y poco valorados por los gestores y órganos de gobierno de las comunidades autónomas.


"La probabilidad de sufrir una gran ola pandémica es menor que a principios del año 2021"



¿Cree usted que la sexta ola será la última ‘gran ola’ de la pandemia?

Es difícil valorar esta pregunta. Es de esperar que con las tasas de vacunación y con la población que ha sido ya afectada por las diferentes cepas de coronavirus, la probabilidad de sufrir una gran ola pandémica es menor que a principios del año 2021, eso si no aparece una nueva variante que por sus características cambie la epidemiología de esta pandemia.

¿Es el momento de gripalizar el Covid-19? ¿Cómo debe ser el seguimiento de la enfermedad llegado ese punto?

Es el momento de adaptarnos a convivir con este virus, como hacemos con el resto de agentes biológicos que producen enfermedades, e ir adaptando nuestros procedimientos a la situación epidemiológica. El seguimiento de la pandemia debe ir adaptándose poco a poco hasta llegar a una enfermedad que pueda controlarse por una red centinela en un ámbito como la Atención Primaria, combinado o no, según la situación, con un seguimiento más estrecho y específico por programas en este nivel asistencial. Además, debe hacerse junto con lo que los expertos puedan valorar de encuestas serológicas en población general. Pero los expertos en Salud Pública de nuestras instituciones son los que deben asesorar sobre cómo debe ser realizado este seguimiento.

¿Qué aprendizaje personal le deja a usted la pandemia del Covid-19?

Personalmente, creo que ha demostrado a la sociedad que lo invertido en nuestra formación como profesional del SNS, lo hemos devuelto en compromiso, esfuerzo y dedicación en circunstancias muy difíciles. Seguiré trabajando para que la sociedad valore positivamente la utilidad de mi trabajo.

Debemos seguir aprendiendo día a día de lo sucedido de lo que hicimos bien y mal, y que el mayor valor son las personas que hacen posible que se disponga del sistema sanitario que tenemos. Además, es un sistema que hay que cuidar para que no se vuelva en un bien frágil.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.