Redacción Médica
23 de octubre de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:50
Autonomías > Madrid

"La nueva Ley de Farmacia de Madrid genera desigualdad entre boticas"

Así lo ha asegurado Mónica García, diputada de Podemos en la Asamblea de Madrid

Mónica García, portavoz de Sanidad de Podemos en la Asamblea de Madrid.
"La nueva Ley de Farmacia de Madrid genera desigualdad entre boticas"
Àlex Lázaro
Jueves, 06 de septiembre de 2018, a las 09:20
La posibilidad de flexibilizar el horario de las oficinas es una de las novedades de la Ley de Farmacia que más críticas está generando entre el resto de formaciones de la Asamblea de Madrid. "Se trata de una medida que siempre genera una descompensación entre las farmacias pequeñas y las grandes corporaciones farmacéuticas que tienen capacidad de abrir más horas, contratar más personal", así lo ha asegurado Mónica García, portavoz de Sanidad de Podemos en la institución.

"Todo ello no deja de suponer una gran desigualdad entre las farmacias más pequeñas y las grandes empresas, que son aquéllas que tienen 6 o 7 oficinas y que pueden atender las 24 horas del día y prestar el servicio a domicilio", ha apuntado García.

En este sentido, la diputada de Podemos en la Asamblea de Madrid ha querido recalcar que desde su grupo consideran una buena medida que "se puedan trasladas los servicios de farmacia a los domicilios, pero no nos parece bien que no estén pudiendo llegar ni los médicos ni las enfermeras por falta de presupuesto, porque tenemos unos servicios de Atención Primaria totalmente paupérrimos".

Finalmente, García ha concluido asegurando que: "Nos llama la atención que el médico no pueda acudir al domicilio de los pacientes más vulnerables, pero que sí pueda ir el farmacéutico a entregarle los medicamentos. Creemos que está descompensado y sorprende que se acuerden ahora de llevar los medicamentos al domicilio cuando no podemos hacer un seguimiento de los pacientes en su domicilio".


Rechazo de Enfermería


El Colegio Oficial de Enfermería (Codem) ha emitido este miércoles un comunicado en el que rechaza totalmente la posibilidad de que los farmacéuticos puedan acudir a los domicilios de los enfermos. Desde la institución han asegurado que el texto supone una agresión flagrante contra las competencias profesionales del personal de Enfermería.