Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05
Autonomías > Madrid

"La gestión mixta permitió construir 7 hospitales en tiempo récord"

El exviceconsejero de Infraestructuras Sanitarias, Arturo Canalda, ha defendido la gestión de los hospitales madrileños

Arturo Canalda, exviceconsejero de Asistencia e Infraestructuras Sanitarias, en una imagen de archivo.
"La gestión mixta permitió construir 7 hospitales en tiempo récord"
Redacción
Miércoles, 24 de mayo de 2017, a las 10:00
El exviceconsejero de Asistencia e Infraestructuras Sanitarias, Arturo Canalda, ha defendido la gestión mixta en los hospitales madrileños al haber permitido "poner en marcha en un tiempo récord una gran cantidad de infraestructuras que de otra forma no hubiese sido posible acometer".

En su comparecencia en la comisión de estudio de la deuda, Canalda, que fue viceconsejero de 2003 a 2006, se ha referido al modelo PFI (iniciativa de financiación privada) implantado en siete de los once centros construidos durante el Gobierno de Esperanza Aguirre.

"Ha permitido poner en marcha en un tiempo récord una gran cantidad de infraestructuras que de otra forma no hubiese sido posible acometer", ha dicho.

A su juicio, esta fórmula público-privada con la que funcionan los hospitales del Sureste, Tajo, Henares, Infanta Leonor, Infanta Cristina, Infanta Sofía y Puerta de Hierro ha mostrado ser "claramente eficiente".

La construcción de estos siete hospitales, dependientes del Servicio Madrileño de Salud (Sermas), corrió a cargo de unas empresas concesionarias encargadas de su mantenimiento y de la gestión durante 30 años de servicios no sanitarios como la limpieza, la seguridad o la lavandería.

Canalda, que en la actualidad es presidente de la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid, ha explicado que el Sermas ha estado fuera del ámbito de fiscalización de este órgano hasta 2013, cuando asumió su presidencia. "No sé si es una casualidad que se produjera nada más llegar a la Cámara, creo que no lo es", ha añadido.

Canalda ha reconocido que inicialmente hubo una "decisión política" por parte del PP al anunciar la construcción de nuevos hospitales para tratar de "atraer al ciudadano" en las elecciones regionales.

Sin embargo, ha señalado que después hubo que tomar una "decisión social" a la hora de elegir la ubicación de los nuevos hospitales en función de "dónde se necesitaban más infraestructuras sanitarias".