17 de octubre de 2017 | Actualizado: Martes a las 15:05
Autonomías > Madrid

"El Gobierno de Cifuentes jamás ha dejado de atender a un niño"

El consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, aclara la situación del Gobierno con el centro Dionisia Plaza

El consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos.
"El Gobierno de Cifuentes jamás ha dejado de atender a un niño"
Juanma Fernández
Sábado, 18 de marzo de 2017, a las 10:50
La Consejería de Sanidad de Madrid niega que haya dejado de derivar niños al centro concertado Dionisia Plaza, que ofrece rehabilitación y educación a menores con enfermedades neurológicas. “El Gobierno de Cristina Cifuentes jamás ha dejado de atender a un niño”, ha sentenciado a Redacción Médica el consejero sanitario, Jesús Sánchez Martos.

“Es falso que estemos dejando de derivar a los menores a este centro. Se tramitan todas las solicitudes y no hay una sola que esté pendiente; de hecho, los 43 que no han entrado fue por decisión de sus familias”, ha afirmado el consejero, que no entiende la polémica generada porque “en ningún momento hemos puesto en peligro la subsistencia del centro. Cumplimos la legalidad y el compromiso con ellos que está reflejado en el convenio de 2014, donde se indica que es un centro sanitario y en regimen de día y no como centro educativo”.

Dionisia Plaza reclama que las derivaciones se han reducido considerablemente desde que la tutela clínica de los menores que acuden al centro depende únicamente de un comité de expertos del SERMAS. “Antes, la evaluación y el seguimiento la hacía el propio centro. Así, en 2010 facturó 4.104.150,32 euros; en 2015 y 2016 ha facturado 2.756.835,14 euros”, ha detallado Sánchez Martos, que aclara que su labor es "gestionar con eficiencia los recursos públicos", añadiendo que en todo momento prima "el criterio clínico".

Reuniéndose desde 2015

Con el objetivo de buscar una solución a las reclamaciones del centro, Sánchez Martos cuenta que ha habido “varias reuniones con los responsables desde julio de 2015; incluso yo mismo he ido al visitar el centro”. "La semana pasada se produjo la última reunión entre el centro y los viceconsejeros de Sanidad y Educación", añade el titular sanitario. Asimismo, el consejero se reunirá el próximo 24 de marzo con el Director del Centro y los propietarios. 

Actualmente, la relación de este centro con la Consejería de Sanidad se rige por el pliego de condiciones técnicas del concurso al que se presentó y que ganó en 2014. Este establece que las derivaciones y altas de los pacientes a los que trata dependen, como ha explicado Sánchez Martos, de un comité clínico de expertos.

Este comité "tiene en cuenta una serie de criterios médicos para decidir sobre las derivaciones. Está formado por profesionales de distintos centros sanitarios del SERMAS: dos neuropediatras, dos psiquiatras, dos pediatras de Atención Primaria y dos médicos rehabilitadores", detalla el consejero.

En cualquier caso, Sánchez Martos reconoce que este conflicto ha destapado la necesidad de adaptar el próximo contrato público a nuevas necesidades. Por ello, ha anunciado que “en mayo de 2018, de cara al nuevo concurso público, lo adecuaremos a las necesidades de los menores basándonos en la asistencia sanitaria y en las necesidades educativas". Todo ello sentenciando que "no se ha dejado a ningún niño tirado a mitad del curso escolar".