Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00
Autonomías > Galicia

Humanizar las zonas pediátricas, un factor terapéutico más

Vázquez Almuiña destaca la interacción profesional-paciente en una visita Hospital Cínico de Santiago

El consejero de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña, en su visita al CHUS.
Humanizar las zonas pediátricas, un factor terapéutico más
Redacción
Jueves, 07 de julio de 2016, a las 11:20
El consejero de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña, ha apostado por la humanización de los espacios infantiles de los hospitales como un factor terapéutico más, “pues ayuda a reducir el nivel de tensión que produce nos niños estar en este tipo de centros”. El máximo responsable de Sanidad ha hecho estas declaraciones en el Hospital Clínico de Santiago, donde acudió para conocer el proyecto ‘Un hospital de cine’, donde “por unos momentos los niños ingresados olviden su realidad para ver y jugar a hacer cine”, ha comentado.

En las últimas semanas un total de 75 chavales tomaron parte en esta iniciativa, donde además de asistir a proyecciones de películas en el centro hospitalario conocieron distintas formas de realizar filmes y grabaron un cortometraje. “Tiene un impacto positivo en los pacientes, y facilita a los profesionales la interacción, ya que aumenta la tolerancia de los ‘rapaces’ a la asistencia sanitaria.

“La hospitalización supone un momento de crisis vital que tanto el paciente como su familia han de asimilar, una situación que produce sentimientos de ansiedad, miedo al desconocido, inseguridad y temor. En el caso de la pediatría existe, además, la dificultad de los niños para comprender esta situación, integrarla y poder vivirla desde la esperanza o expectativa de curación.

Almuiña ha indicado que Pediatría del CHUS empezó su proyecto de humanización ya en 2012, con la ‘dulcificación’ de los espacios pediátricos del Clínico, y hace muy poco ha sido incluida en el Top 10 de la convocatoria Hospitales Optimistas 2016.

“Lo que esperamos de este programa es que traiga consigo múltiples beneficios: mejorar la acogida y la estancia de los niños, estimular su imaginación y creatividad, producir mayor bienestar y reducir la tensión y los sentimientos negativos”, ha concluido.