Feijóo: "El mayor error con el Covid-19 ha sido no confiar en las CCAA"

El presidente de Galicia analiza en una entrevista con Redacción Médica los retos abiertos por la crisis del coronavirus

Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta de Galicia.
Feijóo: "El mayor error con el Covid-19 ha sido no confiar en las CCAA"
mar 02 junio 2020. 18.45H
Con la colaboración de
Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta de Galicia, ha sido también uno de los presidentes autonómicos más destacados durante la gestión de la crisis del coronavirus.

Sin abandonar su perfil de independencia dentro del PP y mostrando siempre su apuesta por un modelo de gestión liberal de su Comunidad y de España, Feijóo analiza en esta entrevista para el especial Lecciones del Covid-19 de Redacción Médica todo lo vivido, así como lo que se debe hacer a partir de ahora para no inferir en los mismos errores.

¿Qué aciertos cree que han tenido en Galicia para el abordaje de esta crisis del Covid-19?

Creo que en Galicia el mayor acierto ha estado en haber escuchado y seguir escuchando a los profesionales, y en haber anticipado las decisiones.

A finales de febrero, iniciamos un procedimiento de adquisición de equipos de protección, de respiradores, etc., a través de expedientes de emergencia, y fue aprobado la primera semana de marzo por el Consello de la Xunta. Constituimos una comisión con las distintas consellerías el 26 de febrero, cuando aún no había ningún caso en Galicia. El 12 de marzo, cuando únicamente había 35 casos confirmados por el Centro Nacional de Microbiología, aprobamos una serie de medidas preventivas de suspensión de actividades y, un día después, el 13, acordamos declarar la emergencia sanitaria en Galicia y activar el Plan Territorial de Emergencias.

Otra de las decisiones fue haber mantenido claramente el criterio de hacer pruebas diagnósticas para conocer realmente cuál era la situación en cada momento. En momentos en los que en los protocolos del Ministerio se recomendaba exclusivamente hacer las PCR a pacientes que ingresaran en los hospitales o se recogía la posibilidad de incorporar de nuevo a profesionales sanitarios sin tener una prueba PCR negativa, en Galicia mantuvimos la necesidad de hacer estas pruebas, en todos los casos, y creo que ha sido un acierto importante.

Tengo que reconocer, por ello, el enorme esfuerzo de los profesionales para mantener la realización de pruebas diagnósticas en momentos de importante dificultad, porque ha sido decisivo para poder localizar casos y poder actuar sobre su entorno.

¿Y los errores?


"Es una lástima que el Gobierno haya tenido que rectificar normas en lugar de habernos dado la palabra primero"


Creo que el mayor problema ha estado en que no se ha confiado en la gestión de las comunidades autónomas que, al fin y al cabo, somos las que venimos gestionando la sanidad desde hace ya muchos años. En su momento propusimos que las distintas normas que se venían publicando, y conocíamos a través del BOE o de una rueda de prensa, se nos remitieran con anticipación para poder presentar propuestas en su redacción, pero no ocurrió así. Probablemente, esto habría evitado algunos errores.

Por ejemplo, lo que ocurrió con la autorización y posterior cierre de las peluquerías, o con la autorización para uno o para dos ocupantes por vehículo, o con la no autorización inicial de rebajas en pequeños comercios, o, por poner un ejemplo más, con el cálculo del aforo de las playas sobre una franja trazada con la pleamar que dejaría sin uso muchísimos arenales del Cantábrico o del Atlántico. Agradezco que, en su mayoría, se fuesen corrigiendo, pero honestamente creo que es una lástima que se tuviesen que rectificar después de escucharnos en lugar de habérsenos dado la palabra en un primer momento.

Ante una crisis similar futura, ¿qué medidas deberían adoptarse ya de forma preventiva en cuanto a recursos humanos, recursos materiales, y gestión/organización?

Creo que es una reflexión que tiene que hacerse en España, pero también en el resto de los países del mundo. Si vemos las declaraciones de algunos responsables de la OMS en este año, podemos ver cómo han ido cambiando en su percepción de la pandemia.

Pero si me centro en España, creo que el Ministerio de Sanidad debería reforzar claramente su peso y tener un liderazgo claro y una capacidad clara en políticas de salud pública y prevención.

Se debería reflexionar seriamente sobre si el Instituto de Salud Carlos III debiera estar en el Ministerio de Sanidad y no en el Ministerio de Ciencia e Innovación, porque así la Escuela Nacional de Sanidad, el Centro Nacional de Epidemiología o el Centro Nacional de Microbiología están fuera del Ministerio de Sanidad. No pongo en duda que puede haber una magnífica relación entre los ministerios, pero creo que debe haber una integración funcional clara de un centro cuya misión es contribuir a la mejora de la salud de los ciudadanos en el Ministerio de Sanidad.


"El Ministerio de Sanidad debe reforzar su peso y tener un liderazgo claro en Salud Pública"


Desde junio del 2018 hasta ahora ha habido cuatro ministros de Sanidad distintos -uno, es cierto, por el cambio de gobierno-. Creo que esto no es bueno y deberíamos reflexionar todos sobre la enorme importancia que debe tener el Ministerio de Sanidad, aunque las competencias para prestar la asistencia estén en las comunidades autónomas. Desde 1982, es decir hace ya casi 40 años, únicamente Ernest Lluch, Julián Garcia Vargas y José Manuel Romay se han mantenido en el Ministerio durante el periodo de cuatro años de una legislatura, y esto es algo que nos debe hacer reflexionar. Aunque la tripulación sea magnífica, es difícil gobernar el barco si el capitán es nuevo en cada viaje.

Esta crisis, ¿les va a enseñar a gestionar las Consejerías de Sanidad de otro modo?, ¿en qué puntos cree que cambiará la forma de trabajar con los servicios de salud autonómicos?

La sanidad supone el mayor esfuerzo en la gestión de las comunidades autónomas. En Galicia, de cada 100 euros de presupuesto, algo más de 40 se destinan a sanidad, y este peso no ha parado de crecer. Por poner un ejemplo, en 2008 la participación de la sanidad en el presupuesto de la Xunta era de 7 puntos menos, de un 33%. Por eso a veces digo que en las comunidades nos ocupamos de dos cosas: de la sanidad y de todo lo demás.

En una situación como esta el trabajo tiene que ser común de todos. Es un problema de Gobierno, de Galicia, no de un solo departamento. Aprovecho por ello la participación y la implicación de todos los departamentos de la Xunta en este caso, primero desde la comisión interdepartamental que coordinó las primeras medidas y, una vez declarada la situación de emergencia sanitaria en Galicia, a través del Centro de Coordinación Operativa.


"Un mayor gasto sanitario no asegura ni mayor eficacia ni mayor equidad"


Lo que sí debería ser una prioridad de todos, cada vez más, es establecer un acuerdo para tratar de sacar a la sanidad del permanente debate político. Hemos visto en esta situación que, pese a las permanentes afirmaciones en sentido contrario e incluso a veces el menosprecio de nuestro Sistema Nacional de Salud, contamos con un servicio del que los ciudadanos tienen que estar enormemente orgullosos y en el que tienen que confiar.

Por ello, mantener permanentemente a los servicios públicos de salud en la diana de la confrontación política creo que no es bueno para que se puedan tomar las decisiones con criterios profesionales y no de rendimiento político.

¿Considera necesario mejorar la financiación de la sanidad?

En cuanto al presupuesto, es evidente que si la pregunta se dirige a cualquier consejero de Sanidad, todos van a decirle que, efectivamente, querrían tener más dotación presupuestaria. Pero el mayor gasto tampoco asegura ni la mayor eficacia ni la mayor equidad.

El ejemplo claro es el sistema norteamericano, con una participación en el PIB muy importante, pero que no garantiza ni una mayor eficacia ni una mayor equidad. Planes de eficiencia energética, como se han llevado a cabo en los hospitales y centros sanitarios gallegos, o el funcionamiento con una central logística única que facilite las compras centralizadas, por ejemplo, pueden permitir una mayor eficiencia en el gasto manteniendo el mismo o mejor nivel de calidad de los servicios.

¿Es necesario abrir un debate sobre la centralización de la sanidad española o, al menos, sobre la coordinación de todos los sistemas sanitarios?

No creo que la solución pase por la centralización de las competencias. Los servicios sanitarios se prestan más eficazmente desde una administración más próxima al ciudadano como es la autonómica.

La decisión de si debemos construir un nuevo hospital, renovar el equipamiento tecnológico de los centros o construir un nuevo centro de salud, parece más razonable tomarla desde un ámbito más próximo.

Pero de lo que estoy absolutamente convencido es de la necesidad de reforzar el Ministerio de Sanidad y fortalecer su papel coordinador. Esa frase repetida de que en España hay 17 sistemas de salud debemos ser capaces de dejarla sin argumentación, porque estoy convencido de que juntos somos más fuertes. Compartir experiencias y buenas prácticas es la forma de progresar.

¿Qué reflexión le merece la experiencia de haber integrado durante semanas a la sanidad pública y privada en un mismo ente de gestión y participación?


"Hemos encontrado una total disponibilidad de la sanidad privada"


En Galicia tenemos un buen sistema público, pero también tenemos la suerte de contar con magníficos centros y profesionales en el ámbito privado. Por eso es necesario contar con ellos, de una forma complementaria a nuestro sistema, tal y como hemos venido manteniendo.

En esta situación hemos encontrado una total disponibilidad de estos centros y hemos tenido en cuenta sus recursos dentro de los planes diseñados con las distintas fases definidas de acuerdo con la presión asistencial que se pudiera producir.

Es cierto que la demanda asistencial que finalmente se ha producido en este momento ha sido menor de la que podía esperarse, viendo la situación en otras comunidades, pero aun así ha habido una atención también en centros privados a pacientes Covid-19.

En momentos como este, de dificultad, el sistema sanitario, público y privado de Galicia siempre ha sabido siempre responder, y eso es una magnífica garantía para todos los ciudadanos gallegos.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.