Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Autonomías > Galicia

El Chuvi, premiado por una técnica para tratar la enfermedad cardiaca

Su Unidad de Arritmias ha utilizado un navegador sofisticado en una ablación del Síndrome de Brugada

Pilar Cabanas, Enrique García y Andrés Íñiguez junto a miembros de la Unidad de Arritmias.
El Chuvi, premiado por una técnica para tratar la enfermedad cardiaca
Redacción
Sábado, 12 de mayo de 2018, a las 17:20
La Unidad de Arritmias del Hospital Universitario de Vigo (Chuvi) está de enhorabuena y se debe a que especialistas de toda España han distinguido un trabajo realizado por este centro gallego. Más concretamente, se debe al uso que se ha hecho de un navegador sofisticado en una intervención para abordar la enfermedad cardíaca, una ablación del Síndrome de Brugada.
 
Este reconocimiento ha tenido lugar durante el Congreso Nacional de Arritmias celebrado en Sevilla, en el que participaron cientos de especialistas de todo el territorio nacional. Durante este encuentro, se ha expuesto el procedimiento que se ha llevado a cabo, la historia y la evolución posterior del paciente.
 
El Síndrome de Brugada es una alteración genética que afecta el corazón de pacientes jóvenes y se presenta como tal en innumerables ocasiones. "Es una enfermedad en la que las arritmias malignas recurrentes no son muy frecuentes, por lo que hay muy pocas intervenciones que se realicen actualmente, no solo en España, sino en toda Europa", ha expresado Pilar Cabanas, especialista que realizó la intervención.
 
Uno de los tratamientos es la implantación de un cardiofibrilador automático en el paciente que actúa cada vez que hay un episodio. Pero hay casos en los que no es suficiente para la vida normal del enfermo ya que el desfibrilador debe actuar repetidas veces. En este sentido, la ablación es una prometedora alternativa a esta situación. Se realiza por medio de un catéter para trabajar dentro del corazón, mediante la quema con radiofrecuencia o, a veces, con frío. En muchos tipos de arritmias, es necesario que la ablación obtenga imágenes en tres dimensiones mediante el uso de un navegador.
 
"Esta acción debe hacerse con gran precisión. Y solo es posible hacerlo en un hospital que cuenta con una tecnología muy avanzada, como el Hospital Álvaro Cunqueiro ", ha afirmado Enrique García, jefe de la Unidad de Arritmias y Electrofisiología.
 
Un paciente de 30 años
 
El caso que se trató en el Hospital Álvaro Cunqueiro fue el de un joven de 30 años que sufrió un paro cardiorrespiratorio en su casa, recuperado por maniobras de RCP, y se implantó un desfibrilador automático. Posteriormente tuvo varios episodios de fibrilación ventricular que fueron tratados automáticamente por el dispositivo.
 
Esta circunstancia fue la que provocó que el equipo de Arritmias del Chuvi decidiera llevar a cabo la ablación. Y para ello, además del navegador y la tecnología sofisticada, tuvo la presencia durante la intervención de Josep Brugada, uno de los cardiólogos que dio el nombre del síndrome.