Redacción Médica
20 de agosto de 2018 | Actualizado: Lunes a las 17:40
Autonomías > Galicia

Almuíña asegura que el Hospital de Montecelo seguirá siendo 100% público

Ha reiterado que los únicos servicios que se externalizarán serán los mismos que en el resto del Sergas

Jesús Vázquez Almuíña.
Almuíña asegura que el Hospital de Montecelo seguirá siendo 100% público
Redacción
Jueves, 05 de mayo de 2016, a las 18:30
El consejero de Sanidad, Jesús Vázquez Almuíña, ha garantizado hoy que el hospital de Montecelo, que será ampliado por la Xunta con la construcción de un nuevo edificio, seguirá siendo "100 por cien público".

A preguntas de los periodistas en Pontevedra, Vázquez Almuíña ha reiterado que "todos" los hospitales del Sergas "son públicos y de propiedad pública", en los cuales se ofrece un servicio "público" a los ciudadanos, y que las nuevas instalaciones del hospital de Pontevedra mantendrán esa gestión pública.

El titular de Sanidad ha destacado que los únicos servicios que se externalizarán serán los mismos que ya lo están "en el resto de hospitales gallegos", como la cafetería o el mantenimiento de las instalaciones.

El consejero ha avanzado que la próxima semana el Sergas mantendrá una nueva reunión con el Ayuntamiento de Pontevedra para avanzar en el proyecto sanitario con el que se pretende mejorar "muchísimo" la atención sanitaria en la ciudad y su área de influencia, dando servicio a más de 300.000 habitantes.

En ese encuentro, ha dicho, se espera poder fijar una fecha para la firma del convenio bajo el que se regulen los compromisos que asumirá cada una de las administraciones para afrontar la ampliación de Montecelo. "Esperemos que el ayuntamiento nos dé facilidades para hacer las cosas", ha señalado Vázquez Almuíña.

Mientras tanto, el Sergas seguirá manteniendo encuentros con los profesionales de la sanidad pontevedresa, los sindicatos, los comuneros y las asociaciones de vecinos para pulsar su opinión sobre este proyecto tras constatar que todos ellos "parecen ir en la línea" de ampliar el actual hospital en lugar de optar por la construcción de un centro sanitario nuevo.