23 de octubre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 13:20
Autonomías > Galicia

"Tenemos al paciente como centro del sistema pero no dejamos que se mueva"

El gerente del Servicio Gallego de Salud, Antonio Fernández-Campa, responde a las preguntas de Redacción Médica

Antonio Fernández-Campa, gerente del Sergas, durante la entrevista para Redacción Médica.
"Tenemos al paciente como centro del sistema pero no dejamos que se mueva"
Juanma Fernández
Cristina Cebrián/Joana Huertas
Martes, 14 de marzo de 2017, a las 19:10
El gerente del Servicio Gallego de Salud (Sergas), Antonio Fernández-Campa, ha visitado el plató de Sanitaria 2000 para conceder una entrevista en directo a Redacción Médica. Un encuentro que ha contado con el apoyo de Air Liquide Healthcare y con la participación de los lectores, que han enviado sus preguntas, y que se ha emitido tanto por la web del periódico como por los canales oficiales de Facebook Live y Periscope. La cronicidad, la dispersión geográfica, la recuperación de derechos laborales o el trabajo con las nuevas tecnologías han ocupado buena parte de la charla con el gestor sanitario.

¿Cuándo se crearán las primeras plazas de especialista en Enfermería Familiar y Comunitaria y se comenzará con la selección temporal para esta categoría profesional?

Dentro de la OPE del 2017, nuestra idea es poder llevar a cabo esa primera convocatoria con plazas de especialistas en Familiar y Comunitaria y, a partir de ese momento, empezar a abrir esta categoría para tratar de compensar por un lado la incorporación de nuevos profesionales y también tener abierta esta categoría en las incorporaciones temporales. Además, hay que compensar la necesidad de mantener la generalidad de la especialidad, durante el tiempo adecuado, para poder adecuar la incorporación de profesionales en el sistema.

Antonio Fernández-Campa habla sobre la estabilidad de los profesionales sanitarios 


¿Para cuándo un fisioterapeuta en cada centro de salud?

No todos los centros tienen tratamiento de fisioterapia. Nosotros lo que consideramos más adecuado es concentrar la fisioterapia y, por tanto, en ciudades como Santiago, no todos los centros de salud prestan estas especialidades si no que en algunos concentramos la demanda que tenemos. Creemos que es más adecuado porque tenemos un volumen de centros de salud muy importante por la dispersión geográfica de nuestra comunidad. Por eso, creemos que es preferible concentrar recursos con mayor prestación, calidad y mayor equipamiento para poder dar un mejor servicio.

¿Se ha planteado el Sergas la incorporación de otros profesionales sanitarios, algunas comunidades han hablado, por ejemplo, de nutricionistas, aquí se va a hablar de en el caso de fisioterapeutas en los servicios de salud?

Tenemos que estar pendientes y abiertos a las necesidades que se nos van planteando cada día y que son nuevas. Evidentemente, el tema de los fisioterapeutas es algo que como consecuencia del envejecimiento de la población, Galicia es una comunidad que tiene este factor especialmente importante, pues cada vez deberán incorporarse más profesionales para poder dar respuesta a los retos que la población nos demanda.

Siendo la tasa de empleados temporales del Sergas tan elevada, a su juicio, ¿para cuándo una OPE extraordinaria?

Evidentemente, el tema de la estabilidad de los profesionales es uno de los temas que más nos importa. No creo que realmente tengamos una tasa de empleados temporales tan alta. Realmente los cálculos son que el 80 por ciento de los empleos del Servicio Gallego de Salud están en un vínculo estable. Aun así, es verdad que hay un porcentaje importante de profesionales que creemos que tenemos que trabajar para estabilizarlos. Lo que estamos hablando con las organizaciones sindicales, esta misma semana tenemos una mesa en la cual volveremos a comentar estas circunstancias, es sacar a lo largo de este año un procedimiento de selección para cubrir con empleo fijo 438 plazas que en este momento están en contratos temporales.

En cualquier caso, tenemos que pensar que en un sistema como el nuestro en el que tenemos 36.000 trabajadores, el empleo temporal siempre va a tener que existir porque siempre va a haber que hacer sustituciones de profesionales que estén de baja o que utilicen días de vacaciones o de libre disposición. Por lo tanto, siempre habrá un porcentaje de profesionales que estén en contratos con esta vinculación. Pero intentaremos reducirlo y utilizar las interinidades mejor que las eventualidades y por lo tanto dar un empleo en unos vínculos de mayor estabilidad.

¿Seguirán incentivando el uso del genérico a pesar de que las marcas están al mismo precio?

Nosotros consideramos en un momento inicial que la elección del genérico era una apuesta que teníamos que hacer para tratar de garantizar la viabilidad del sistema. En 2009, el uso del genérico estaba en un 11 por ciento y ahora está cerca del 45 por ciento. Es evidente que ha habido un cambio muy importante y en el gasto sanitario ha tenido una gran repercusión.

También es verdad que el sistema de precios de referencia, que se están aplicando en el Sistema Nacional de Salud y que nosotros habíamos iniciado en Galicia con el catálogo de productos, marca unas condiciones de precio que desde el punto de vista económico son lo más importante. Sobre esa situación, interesa que existan medicamentos genéricos para poder introducir la competencia. Sin embargo, si un producto de marca entra en unas condiciones similares de precio, debe permitírsele también que pueda competir con el medicamento genérico.

Código amable, conecta  72, dolor 5 constante, consulta telefónica. ¿Qué se puede hacer para transmitir mejor todos estos avances que se han hecho a los pacientes, a los profesionales y a la sanidad española?

Son proyectos que se están desarrollando y que se están implantando en Galicia y creemos que son proyectos muy exportables e interesantes para mejorar las prestaciones que se dan a nuestros ciudadanos. El ‘Código amable’ está trabajando en la humanización de nuestra asistencia, marcar un tipo de parámetros para visualizar el criterio, saber qué piensan los ciudadanos de cómo nos comunicamos con ellos, cuál es el estado de las infraestructuras, cuál es la valoración que hacen de las listas de espera, valorar qué es lo que opina el ciudadano de nuestra organización y la manera en como prestamos los servicios, pero también encontrar áreas de mejora para prestar una mejor asistencia.

El ‘Proyecto 72’ trata de mantener una continuidad en los cuidados. En Galicia, tenemos una ventaja que nos ha permitido implantar este proyecto de manera sencilla y es que tenemos una historia clínica única para primaria y para hospitalaria. Por lo tanto, con este proyecto, en el momento que se produce un alta hospitalaria desde atención primaria existe una conexión con el ciudadano para que sepa que el seguimiento de su enfermedad se va a poder realizar desde Atención Primaria (AP). Vemos que ha habido una muy buena respuesta, el ciudadano ha recibido muy bien que se esté pendiente y en el 98% de las altas que son susceptibles de entrar en este programa, se está produciendo esta conexión entre el profesional de AP y el ciudadano con una aceptación muy bien parada.

Preguntaban al final, y añado yo: ¿Hay algún tipo de proyecto para que estas ideas que se están aplicando en Galicia lleguen a otras comunidades autónomas o lleguen al Ministerio de Sanidad, ponerlas en común, que todo el conocimiento de estas iniciativas no se queden solo en una región?

Nosotros estamos totalmente a disposición para facilitar toda la información y poner los proyectos en común. A veces nos dicen que en Galicia somos poco de contar lo que hacemos, pero por ejemplo hemos contactado con el Ministerio de Sanidad para contarles experiencias que hemos tenido dentro de los proyectos de innovación que estuvimos desarrollando en Galicia para que el Ministerio, en la forma que considere, le cuente a otras comunidades nuestras experiencias, cómo hemos desarrollado estos proyectos y que pueda servir no solo para Sergas sino para todo el Sistema Nacional de Salud.

Fernández-Campa explica los retos del Sergas.

Fernández-Campa explica los retos del Sergas.

¿Apostarán en algún momento por una Atención Primaria como especialidad con profesionales con ganas y formados, y no como destino de jubilación precoz?

Yo creo que los profesionales que tenemos en AP son profesionales preparados y con ganas. Hace poco se publicó el barómetro sanitario del año pasado y lo que vimos, como consecuencia de la valoración que hacían los ciudadanos, es que 9 de cada 10 gallegos consideraban que la atención que habían recibido en Atención Primaria era buena o muy buena. Por tanto, eso solo puede ser porque tenemos profesionales adecuados y con ganas.

Además, creemos que la AP es el elemento fundamental en el que tenemos que pilotar el sistema. Pensamos que cada vez tenemos un sistema que tiene que ir hacia el paciente crónico. La forma de atender al paciente crónico es en AP antes que en el hospital, incluso en su casa antes que en el centro de salud. Tenemos proyectos como ‘Fogar Dixital: hospital en la casa’ en los que tratamos que el paciente tenga determinadas variables controladas en su propio domicilio, que esas variables se le comuniquen a los profesionales de AP y por lo tanto pueda haber un seguimiento constante del ciudadano, no solo cuando está o cuando acude a nosotros, sino en su propio domicilio. Consideramos que el futuro va por ahí y la AP es un elemento fundamental para poder colaborar en ese futuro.

Dispersión geográfica, otro de los problemas es el envejecimiento, la pregunta: Medidas para adaptar la sanidad a los retos de la cronicidad.

No tengo tan claro si el envejecimiento es un problema o el problema es la falta de nacimientos. Es verdad que el hecho que las mejoras de los tratamientos y los profesionales haya aumentado la tasa de supervivencia y haya convertido enfermedades que antes eran mortales en este momento se hayan cronificado, al final, es una ventaja y algo maravilloso para la sociedad. Sin embargo, también es verdad que esto nos hace pensar que hay que abordar los retos en otra forma.  muchos de nuestros centros están pensados en una atención de agudos y no están tan preparados para pacientes crónicos.  Por eso, estamos trabajando en un plan de atención de la cronicidad para ver cómo podemos abordar esos nuevos retos a partir de herramientas que estamos desarrollando, a través de los programas de innovación, viendo si pueden ser más o menos efectivas y sobre todo, pensando en que nuestra organización debe cambiar hacia las necesidades de los ciudadanos.

Una de las noticias: el tema de los drones. ¿En qué punto está el programa de uso de drones para atender emergencias?

El tema de los drones es un tema muy visual y que llama mucho la atención. En Galicia, a través de la Agencia Gallega de Innovación hay un proyecto de utilización de drones para distintos fines: pesca, agricultura, pero también hemos planteado la posibilidad de la utilización de drones para fines sanitarios. Uno de ellos es en el tema de las emergencias y posiblemente sea un uso del dron muy habitual: el dron con cámara, que permite que cuando hay un determinado siniestro se encuentren vías de localización, vías de llegada, localización de heridos, ver posibles riesgos en algunos accidentes… Desde el punto de vista de las emergencias, el uso del dron es bastante adecuado. Se está viendo también como es en esos casos lo más correcto, si tener estos vehículos en las ambulancias o tenerlos en bases concretas. También hay que desarrollar los usos con la propia normativa de utilización aérea, que creo que en este momento en 2017 va a cambiar para facilitar estos usos. También estamos trabajando en otro tipo de usos, como transporte de órganos, desde los aeropuertos al hospital. La valoración del uso del dron puede ser un sistema más rápido para llevar a cabo ese transporte, o también para desfribiladores. La opción es que los drones contengan un desfribilador que en el caso de que haya un accidente cardiovascular, que haya que trasladar un desfribilador se pueda utilizar en un dron y alguno de los voluntarios que conoce el funcionamiento de estos equipos pueda usarlo de manera fácil.

Continuamos con innovación. Uno de nuestros lectores habla de las apuestas bastante interesantes desde el punto de vista tecnológico como el GPS que geolocaliza a los pacientes en el hospital, y se pregunta: ¿Cuándo se sumará Galicia a la receta electrónica?

En estos momentos hemos cumplido con el Ministerio las condiciones para que Galicia tenga la receta interoperable con Valencia, Extremadura, Canarias y Navarra. Desde este mes ya estará operativo, por lo tanto los ciudadanos gallegos que viajen a esas comunidades y los pacientes de estas comunidades autónomas que vengan a Galicia podrán recibir su medicación.

¿Cuándo calcula que pueda ser una realidad en todo el Estado y no solo en unas comunidades determinadas?

Es difícil porque cada comunidad ha ido desarrollando su modelo de receta electrónica de forma distinta pero nosotros sí que creemos que es una buena herramienta. El 98% de nuestra receta es electrónica pero completar todo el SNS va a ser algo que lleve cierto tiempo.

¿Qué se persigue con los recientes cambios en las principales gerencias de hospitales del Sergas? ¿Cómo valoran esos cambios y que se buscan con esa renovación directiva?

Hemos tenido un proceso electoral a finales del año pasado y no nos parecía razonable hacerlo antes, pero una vez finalizado el ejercicio y pensando en los 4 años de legislatura que tenemos por delante, pensamos que algunos de los profesionales que estaban trabajando en las gerencias de los centros llevaban ya un cierto tiempo de estabilidad y convendría moverlos un poco para tratar de combinar la estabilidad con nuevos retos. Y es lo que hemos tratado de generar con estos cambios.
El gerente durante un instante de la entrevista con Redacción Médica.

El gerente durante un instante de la entrevista con Redacción Médica.


El 90% de los gallegos afirman haber tenido una buena o muy buena asistencia en primaria y hospitalaria ¿cuál cree es la clave?

No hay ninguna duda de que la implicación de nuestros profesionales con el sistema es muy buena. Muchas veces, cuando leemos el barómetro sanitario solo nos quedamos con la clasificación, pero lo interesante es la valoración de la asistencia recibida. Es muy positivo. Estamos 4 puntos por encima de la media del SNS. Creo que en Atención Primaria (AP) en concreto, algunos cambios que se han llevado a cabo han sido muy bien recibidos por la población, como la consulta telefónica. No es una gran innovación tecnológica pero sí ha sido muy bien recibida. Aproximadamente dos millones de consultas telefónicas al año en AP, con una resolución del 99% de las veces sin necesidad de ir a una cita presencial. Y, además, permite que un paciente que si únicamente está pendiente del resultado de una analítica, o de una renovación de un medicamento, no necesite desplazarse al centro de salud. Este tipo de cambios son muy bien percibidos por los ciudadanos.

Hablando de los profesionales, nos preguntan que están reclamando mejoras laborales ¿cuándo se van a sentar a hablar con ellos sobre estas mejoras?

Hace poco tuvimos una mesa con ellos precisamente para hablar de estos temas, esta semana se vuelve a reunir la mesa sectorial de sanidad. Tratamos de informarles de las mejoras y que se puedan ir llevando a cabo. Dentro del sistema público se ha producido una serie de recuperaciones de contribuciones retributivas y se ha estado trabajando en esa línea, pero también tenemos que trabajar en otros temas como la estabilidad de los profesionales que es algo muy importante y tanto en eso, como en los procesos de selección temporal, estamos trabajando informando y tratando de acordarlo con las organizaciones sindicales representativas de nuestros profesionales.

Fernández-Campa explica las medidas para adaptar la Sanidad a los retos de la cronicidad 


¿Qué es lo más complicado para devolverles esos derechos?

Lo primero que deberíamos hacer es un reconocimiento al esfuerzo que han hecho los profesionales en estos años de situación económica compleja. Pese a que se han producido reducciones salariales, los datos de actividad nos reflejan que, a pesar de su situación, los profesionales han respondido haciendo más actividad quirúrgica que nunca, más consultas que nunca, etc.

Es verdad que como administración, una de nuestras obligaciones es tratar de recuperar la situación. Se han ido haciendo de manera paulatina, como la paga de 2012, los días de libre disposición, etc. Y esto hay que ir acompasándolo.

¿Cuáles cree que son los principales problemas, y retos, a los que se enfrentan los profesionales sanitarios en Galicia?

Son comunes en general al resto del SNS como el tema de la cronicidad, un reto que tienen que afrontarse. El tema del envejecimiento en Galicia es una circunstancia demográfica, una comunidad con un porcentaje de mayores muy importante, y lo que hay que pensar es que los pacientes vivan más años pero también vivan mejor. Dar salud a los años es nuestro próximo reto. Tenemos gestionadas 1.500 tarjetas sanitarais de pacientes de más de 100 años, hay que ser capaces de dar salud y condiciones de vida más adecuadas a esos ciudadanos que están viviendo tantos años.

El gerente del Sergas responde a las preguntas de los lectores de Redacción Médica.

El gerente del Sergas responde a las preguntas de los lectores de Redacción Médica.

¿Cuáles son las principales necesidades de inversión en infraestructura sanitaria?

A través de distintos procedimientos hemos tratado de no reducir las inversiones porque en una situación de restricción presupuestaria es la actuación más fácil. Pero hemos podido construir un hospital nuevo en Vigo, hemos sacado un plan de alta tecnología con una dotación muy importante de equipación para nuestros centros, y aún faltan necesidades que vamos a cubrir. En el hospital de Burela, estamos desarrollando un plan director para un ampliación de espacios, y tenemos pendientes los hospitales de Pontevedra, Ferrol y Coruña, como puntos más importantes de la estrategia de inversión en los próximos años.

El consejo interterritorial, ¿qué temas debería poner sobre la mesa Galicia?

Habría que hacer una reflexión para conseguir un instrumento que sirva para cohesionar el sistema para las diferencias que puede haber en la aplicación de los sistemas sanitarios en las comunidades autónomas. Se han ido dando pasos importantes en el consejo interterritorial como la tarjeta sanitaria, un calendario de vacunación único, etc. Tiene que ser un instrumento de encuentro entre comunidades autónomas y no de enfrentamientos. Que sea una oportunidad de buscar soluciones y cohesión entre todos nosotros.

¿Confía en que eso pueda llegar?

Creo que sí. Que las comunidades autónomas nos damos cuenta que somos más fuertes si trabajamos en común las unas con las otras.

Sobre las listas de espera, se ha conseguido reducir a 10 a 5 días. ¿Cuál es el objetivo para este 2017?

Tratar de mantener un criterio de priorización de las esperas de acuerdo con la gravedad de las patologías. Trabajar en no tener una lista única y considerar un único periodo de espera, sino priorizar los casos y que solo esperen más los que puedan esperar y no los que tengan más prisa. En el desarrollo de la ley de garantías queremos extender los objetivos genéricos hacia objetivos individuales y atender que nuestros pacientes de determinados procesos que no deben esperar, como los oncológicos, darles unas garantías a cada uno de ellos. Que cada caso individual no tenga un plazo máximo de espera de 60 días.

La siguiente pregunta es en referencia al hospital Álvaro Cunqueiro, el hospital que mejor valoración tiene por los profesionales de Galicia. ¿Cómo valora la sentencia de la UE sobre este hospital donde se justifica que todo está perfecto?

El hospital Álvaro Cunqueiro para nosotros es por un lado una preocupación y por otro una maravilla. La realidad es que en este periodo de crisis, mientras que en otras comunidades autónomas se han tenido que paralizar la construcción de hospitales, nosotros hemos podido hacer lo contrario, como construir un nuevo hospital en un tiempo muy reducido.

Es verdad que el sistema que hemos utilizado es el de una concesión y se ha generado una discusión política importante sobre si era o no la vía más adecuada para hacerlo. En nuestro planteamiento, era la única vía. En estos momentos el hospital existe y se ha valorado como el mejor hospital. Probablemente como arquitectura genera un impacto inicial respecto a otros centros, pero nosotros estamos trabajando para que sea un gran hospital con la implicación de los profesionales, la unificación que se ha hecho entre dos hospitales. No solo es un buen edificio, sino también un buen hospital.

Respecto al idioma, ¿se plantea el Sergas algún tipo de modificación en este tema en la exigencia a los profesionales?

Yo creo que en Galicia el uso del gallego está muy superado por la sociedad y difícilmente es motivo de controversia. Será más controversia política que social. Es habitual una persona hablando en gallego y otra respondiendo en castellano sin generar ningún problema. Dicho esto, nosotros como administración autonómica lo que intentamos también es promocionar el uso del gallego en nuestras publicaciones y comunicaciones. Disponer de una segunda lengua tiene que ser una ventaja y no un problema.

En esta etapa al frente del Sergas ¿cuáles le gustaría que fuera los principales objetivos que dejara hechos y cumplidos y que los profesionales y pacientes vieran que están funcionando correctamente?

Son muchos los objetivos. Hemos elaborado una estrategia Sergas 2020 para ver cuáles son las líneas en las que tiene que trabajar nuestra organización, pero si tengo que quedarme con una idea sería la de ser capaces de visualizar la posición del paciente y tratar de que nuestro trabajo piense en lo que piensa el paciente. Hablamos del paciente como centro del sistema y el problema es que lo tenemos en el centro, pero lo rodeamos y no dejamos que se mueva. No, el paciente tiene que tomar sus decisiones, intervenir y ser responsable. A veces, hay una contradicción que es que el momento que puede ser de mayor éxito de un profesional puede ser de mayor trauma para la vida de ese ciudadano, que se ve en un ambiente hostil y en una situación de enfermedad que genera una preocupación. Tenemos que ser capaces de lidiar con estas dos contradicciones. Creemos que es muy importante la participación de las asociaciones de pacientes porque lo que nos aportan nos enriquece mucho. Conseguir que nuestra organización tuviera esa visualización del paciente y la importancia de este.

Entrevista completa (1ª parte)

Entrevista completa (2ª parte)