21 de enero de 2018 | Actualizado: Domingo a las 10:55
Autonomías > Galicia

"Los hospitales comarcales no van a desparecer ni van a estar aislados"

Antonio Fernández-Campa, gerente del Sergas, explica las principales novedades de la nueva Ley de Salud

Antonio Fernández-Campa, gerente del Sergas.
"Los hospitales comarcales no van a desparecer ni van a estar aislados"
J.F.
Martes, 19 de diciembre de 2017, a las 13:05
La Xunta de Galicia acaba de aprobar la nueva Ley de Salud de la región. Un paso que, en declaraciones de Antonio Fernández-Campa a Redacción Médica, se trata más de “una renovación de la ley” que de un cambio. El gerente del Sergas explica que las novedades se distribuyen en 5 puntos, entre los cuales destaca el referente a la organización territorial. “Tenemos un mapa sanitario que data de 1984 y que apenas tuvo una modificación en 1992, lo que significa que ya no se parece en nada a la realidad”, asevera. Es por ello que la citada ley viene a actualizar esta situación: “Ahora dividimos el territorio en zonas sanitarias, distritos sanitarios y áreas sanitarias”, señala.

Precisamente ha sido el distrito sanitario el nuevo nivel que nace con la vocación “de hacerlo coincidir con los hospitales para, fundamentalmente, tener un lugar en el que coordinar la Atención Primaria con la hospitalaria”. Una intención que, a juicio de Fernández-Campa, viene a reforzar el papel de los hospitales comarcales. “Ha habido mucha polémica con este tema porque decían que queríamos acabar con ellos pero nada más lejos de la realidad; los hospitales comarcales no van a desaparecer pero tampoco se les puede dejar aislados”, explica el directivo sanitario. Y es que la intención de este cambio es “que estén plenamente coordinados con el hospital de referencia”.

“Hay una realidad: en las ofertas de empleo público, concursos de traslados… las últimas plazas por cubrir son las de los hospitales comarcales”, reconoce. Por ello, ante esa evidencia la intención “es que el profesional se integre en una estructura más amplia pero sin descuidar sus desplazamientos para realizar la asistencia en el hospital comarcal”. Un hecho que ya se está haciendo pues “hasta 280.000 consultas ya se han realizado por facultativos desplazados a estos hospitales”. “El presente y el futuro van hacia constituir redes de contactos, realizar sesiones clínicas entre varios hospitales de una misma red…, por lo que las críticas a estos cambios obedecen a la utilización política que siempre tiene la sanidad”, explica Fernández-Campa.

Más protección contra las agresiones

La gestión de personal, de hecho, también va a vivir cambios con la refundada norma. “El concurso de traslados abierto y permanente va a favorecer que no se utilicen sistemas menos reglados; además se constituyen los itinerarios profesionales para que sanitarios con diversas especialidades puedan concurrir en categoría distintas”, comenta Fernández-Campa. Un conjunto de cambios que el gerente asegura con el impulso a la protección del profesional respecto a las agresiones: “Hemos ampliado estos casos a infracción muy grave, que es la máxima que podemos poner”.

Fernández-Campa también recuerda que la nueva Ley garantiza que más sanitarios sean reconocidos como “autoridad sanitaria”, como es el caso de los inspectores de salud pública. Además, el titular del Sergas explica a este medio que la norma mejora la coordinación en formación, creando “una comisión interdepartamental en materia de Educación y Salud, igual que ya existe entre Salud y Servicios Sociales”. Para docencia e investigación, además, la reformada norma apuntala el papel clave de la Agencia de Conocimiento en Salud (ACIS), que agrupa todo este ámbito en una sola unidad para mejorar la coordinación “y los criterios fundamentales en docencia e investigación”.
Noticias relacionadas