26 de febrero de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Autonomías > Extremadura

El nuevo hospital de Cáceres, en marcha antes de que termine 2018

El consejero visita las obras y las mejoras en el Hospital San Pedro de Alcántara

El consejero, José María Vergeles, visita las obras del Hospital de Cáceres, acompañado de gerente del SES, Ceciliano Franco.
El nuevo hospital de Cáceres, en marcha antes de que termine 2018
Redacción
Jueves, 21 de diciembre de 2017, a las 14:00
El nuevo Hospital de Cáceres, cuya primera fase concluirá en verano, acogerá en el segundo semestre de 2018 todos los servicios quirúrgicos del San Pedro de Alcántara a excepción de la cirugía materno-infantil que seguirá unida a la Unidad Materno Infantil del actual hospital. Así lo ha asegurado el consejero de Sanidad y Políticas sociales, José María Vergeles, durante su visita al Área de Salud de Cáceres y las obras del nuevo hospital, acompañado por el director gerente del SES, Ceciliano Franco; el director general de Asistencia Sanitaria, Vicente Alonso, y el gerente del Área de Salud, Francisco José Calvo, entre otros responsable de la gerencia de Cáceres.
 
Con más de 200 camas y 15 quirófanos, en esta legislatura se llevan invertidos en el nuevo hospital unos 19 millones de euros, a los que hay que sumar los más de 45 que se habían invertido antes de que paralizaran las obras en la anterior legislatura.
 
La primera fase, más del 60 por ciento de la obra total del hospital, contará en apertura con 15 quirófanos, laboratorio, anatomía patológica, anestesia, reanimación y equipos de cuidados intensivos. A esto se unirá el doble búnker que alojará el acelerador lineal de radioterapia, el primero cien por cien público con el que contará el Área de Salud.
 
A los más de 60 millones invertidos hasta la fecha hay que sumar los 13,5 millones en equipamiento, que será puntero. Sobre este punto, Vergeles, ha recordado su proximidad con el Centro de Cirugía de Mínima Invasión, por lo que el nuevo hospital será un “potente centro en investigación científica y médica”.
 
Respecto a la segunda fase, el consejero ha recordado que ahora se está trabajando con los profesionales en su actualización ya que "han cambiado las necesidades sanitarias y asistenciales". Una vez elaborado el plan se sacará a licitación el proyecto de obra. "No hay inconveniente en que salga al mismo tiempo que se termina y abre la primera fase”, según ha recordado, al tiempo que ha aseverado que en los Presupuestos habrá dotación para terminar el nuevo hospital, “independientemente de que sea primera o segunda fase”.
 
El titular de Sanidad ha advertido que la apertura prevista no se hace por “cabezonería” sino que “corremos el riesgo” de perder los Fondos Europeos invertidos en él si nos abre antes de 2019, de ahí la “temeridad” de paralizar las obras como hizo  el gobierno de Monago. Por ello, “tenemos que ir más deprisa y saldrá más caro”.
 
La apertura de la primera fase supondrá el cierre del Hospital Virgen de la Montaña y el aumento de espacio del Hospital San Pedro de Alcántara, donde se ubicarán los servicios del primero (Alergología, Geriatría o la Unidad de Psiquiatría) y se devolverá a su propietaria, la Diputación Provincial de Cáceres.
 
Previamente, el consejero ha visitado el Hospital San Pedro de Alcántara donde ha visto el nuevo hospital de día de Cardiología, la reforma de la Unidad de Hemodinámica y se ha entrevistado con el equipo de neurocirujanos que han puesto en marcha, por primera vez en Extremadura, la técnica de estimulación cerebral para la enfermedad de Parkinson.
 
En total, en estas mejoras se han invertido unos 400.000 euros. Vergeles ha añadido que no es “incompatible” hacer un nuevo hospital a la altura de lo que necesita la provincia de Cáceres con seguir mejorando y adecuando el mantenimiento del Hospital San Pedro de Alcántara.