26 mar 2019 | Actualizado: 20:00

"Una subasta autonómica desabastece más"

El consejero de Sanidad ha destacado que además se podría poner en riesgo la seguridad de los pacientes

Carmen Basolas, José María Vergeles y José María Pino durante el Café de Redacción Médica.
"Una subasta autonómica desabastece más"
"Una subasta de medicamentos autonómica con una población de 1.800.000 habitantes se puede traducir en más desabastecimiento y puede tener menos seguridad", así ha explicado José María Vergeles, consejero de Sanidad de Extremadura, los problemas que podría comportar una subasta pública de medicamentos a nivel regional, durante el Café de Redacción, que ha sido organizado por Sanitaria 2000 y que ha contado con el apoyo de Chiesi.

Sin embargo, el consejero sí que se ha mostrado receptivo a la realización de una subasta pública de fármacos a nivel nacional, en el que participen todas las comunidades autónomas, ya que en ese caso sí que podría producirse un ahorro de los costes.


Problemas de desabastecimiento


"Si decidí no ir a la subasta de medicamentos fue porque no estoy dispuesto al desabastecimiento por la baja de los precios", ha señalado Vergeles.

Vergeles ha asegurado que están corriendo riesgo "las importaciones paralelas", lo que puede llegar a afectar a la dispensación, una deriva que no van a poder mantener durante mucho tiempo, dado que "sale más caro fabricar un medicamento que dispensarlo". En este sentido, el consejero ha destacado que él no fue a las subastas "porque no estaba dispuesto al desabastecimiento de determinados medicamentos provocada por una nueva bajada de precios". 

Mientras esto sea así, ha destacado Vergeles, "ya puedes poner agencias del medicamento, industrias farmacéuticas o tener mucha representación de la industria española en las multinacionales", que no se va a solucionar el problema. 

El consejero también ha afirmado que las farmacias cada vez tienen más problemas de desabastecimiento, por ejemplo, con medicamentos como el Adiro. "Hay que analizarlo globalmente con la Aemps (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios), pero sabiendo también que estamos llegando a un punto con las órdenes de precios de referencia, que nos va a doler la cabeza conlas importaciones paralelas", ha alertado Vergeles.


Bajar el precio


El consejero se ha mostrado firme ante la situación actual. "Tenemos que seguir bajando el precio de las recetas, estoy de acuerdo, y en Extremadura más. Pero estamos empezando a comprometer la dispensación sin alternativas a los pacientes que acuden a por medicamentos con desabastecimiento en las oficinas de farmacia", ha incidido Vergeles, que cree que la solución debe ser compartida: "Hay que hacérselo mirar como Sistema Nacional de Salud en su conjunto. No solo tiene la culpa la industria, tenemos una responsabilidad todos y tenemos que debatirlo muy seriamente".

José Ramón Luis-Yagüe, director de Relaciones con las Comunidades Autónomas de Farmaindustria, se ha manifestado en la misma línea del consejero. "Tenemos un sistema de precios de referencia que funciona y que va dando una vuelta de tuerca a los precios y los va erosionando porque llega un momento en el que se pone en riesgo la propia la propia comercialización", ha argumentado, añadiendo que "el comercio paralelo es legal, estamos en el mercado único de la Unión Europea, pero hay que hacer una reflexión profunda porque hay medicamentos indispensables desde el punto de vista sanitario y que realmente se están empezando a poner en riesgo". 








 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.