24 de noviembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 10:05
Autonomías > Extremadura

La OPE de Enfermería extremeña, blindada ante una posible impugnación

Un grupo de empleados anuncia que impugnará las bases y el Gobierno extremeño recuerda que los sindicatos las firmaron

El consejero de Sanidad, José María Vergeles.
 La OPE de Enfermería extremeña, blindada ante una posible impugnación
Sergio López
Martes, 22 de agosto de 2017, a las 14:40
Medio centenar de enfermeras extremeñas han presentado un escrito de impugnación en vía administrativa contra las bases de la próxima OPE de Enfermería en la región, acordadas con todos los sindicatos, y en las que no se contempla baremar la experiencia en la privada.

El pacto entre el Servicio Extremeño de Salud (SES)  y los seis sindicatos representados en la mesa sectorial, relativo a las bases de esta OPE, fue ratificado el pasado mes de julio y publicado el 16 de agosto en el Diario Oficial de la comunidad autónoma.

Según una portavoz de las 50 enfermeras que impugnan el pacto, éste "vulnera el principio de igualdad", al no reconocer la experiencia en sanidad privada y esta es la razón por la cual, anuncia, recurren a la justicia. Según detalla esta portavoz, al no haber habido respuesta del SES en vía administrativa a su reclamación, se activa la vía judicial.

Por su parte, el SES señala no tener conocimiento de ningún escrito de impugnación. "A fecha de hoy no tenemos ningún reclamación, ni escrito, ni recurso sobre ningún aspecto del Pacto", señalan a Redacción Médica fuentes de la Consejería de Sanidad. Por otro lado, los servicios jurídicos de la institución informan que un pacto, que es una disposición de carácter general, no es un acto impugnable en vía administrativa.
 
"El Pacto ha sido firmado y consensuado por la Mesa Sectorial de Sanidad y uno de sus objetivos es evitar la judicialización de los procesos selectivos", señalan estas mismas fuentes. "Como ya señaló en su momento el consejero, la puntuación de los servicios prestados en instituciones privadas es difícil de acreditar y puede llevar a un mayor índice de litigiosidad cuando se llega al momento de baremación en los concursos", concluye.