Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 21:10
Autonomías > Cataluña

Un acuerdo firmado con la Consejería de Salud ofrece actividades formativas

Nuevas herramientas para prevenir el desgaste profesional de los MIR

Miquel Vilardell, presidente de la Fundación Galatea.
Un acuerdo firmado con la Consejería de Salud ofrece actividades formativas
Redacción
Viernes, 29 de julio de 2016, a las 15:20
Los médicos que ejercen como tutores van a contar con herramientas que permitan prevenir el desgaste profesional de los médicos internos residentes. Éste es el objetivo del convenio firmado por la Consejería de Salud de Cataluña, la Fundació Galatea y la farmacéutica Almirall, a través del cual estos profesionales podrán detectar y prevenir situaciones de malestar psicoemocional entre los jóvenes médicos y orientarlos hacia el desarrollo profesional saludable.

Estas actividades formativas se enmarcan dentro del programa de la salud del médico residente de la Fundació Galatea y consta de talleres presenciales para los tutores, que ofrecerán datos y conceptos teóricos sobre salud laboral y recursos prácticos para aplicar en el ámbito de la tutoría, así como formación básica 'on-line'.

La Fundació será la encargada de aportar los contenidos e impartir los cursos, la Consejería se ocupará de la interlocución y coordinación con los diferentes centros, hospitales y unidades docentes mientras que el laboratorio farmacéutico patrocinará la formación.

El programa, que fue diseñado hace más de diez años al observar que el colectivo de los MIR tenía más riesgo de sufrir estrés que otros profesionales de la salud, promueve la prevención y detección precoz de este tipo de dolencia.

Un estudio publicado en 2015 a partir de encuestas a médicos residentes demostró que el riesgo de sufrir trastornos mentales en este colectivo había pasado del 15 al 29 por ciento en el primer año de formación MIR, período en el que los residentes deben enfrentarse a las guardias y urgencias, la comunicación de malas noticias a los pacientes y la imposibilidad de gestionar la vida familiar y personal.