El Clínic de Barcelona realiza el primer trasplante de útero en España

La intervención ha sido posible por la donación en vivo de la hermana de la receptora

Foto del equipo que ha llevado a cabo la operación.
El Clínic de Barcelona realiza el primer trasplante de útero en España
jue 10 diciembre 2020. 15.40H
El Hospital Clínic de Barcelona ha realizado con éxito el primer trasplante de útero en España. Una operación pionera en la que han participado hasta 20 sanitarios y cuyo procedimiento ha sido posible gracias a la donación en vivo del útero de una hermana a otra. El jefe del Servicio de Ginecología, Francisco Carmona, y el jefe del Servicio de Urología y de Trasplante renal, Antonio Alcaraz, han sido los encargados de liderar esta intervención histórica que tuvo lugar el pasado 5 de octubre. 

El proceso, que ha culminado marcando un hito médico, comenzó hace cinco años y se enmarca en el 'Estudio de factibilidad de procedimiento de trasplante uterino de donante viva con obtención de injerto por cirugía robótica', que tiene el objetivo de "validar la viabilidad" de esta cirugía, según resalta el Clínic en un comunicado. 

El requisito principal para ser candidata a este tipo de intervención es tener el síndrome de Rokitansky, un trastorno congénito del aparato reproductor femenino que afecta a 1 de cada 5.000 mujeres en el mundo. Estas mujeres nacen sin útero y sin trompas de Falopio y, en este caso, la receptora fue la "única candidata compatible" de las 30 que se presentaron.


La operación duró 15 horas


El trasplante de útero se divide en dos fases: la extracción del útero realizada mediante cirugía robótica, para ser lo menos invasiva posible, y su implantación que consistió en una cirugía abierta. La duración aproximada fue de unas 12 horas, en cuanto a la extracción, y de unas cuatro la implantación. 

Un equipo multidisciplinar de más de 20 personas fue el encargado de llevar a cabo la operación. Entre ellos se encontraban profesionales de diferentes especialidades: ginecólogos, cirujanos de trasplante, enfermería de ginecología y de trasplante, anestesistas y auxiliares de enfermería. 

Un proceso de alta complejidad, sobre todo, en lo que repercute a la primera fase de extracción del útero de la donante. "Es un órgano complejo con pobre vascularización de las arterias y un gran entramado de venas de las que hay que buscar las mayores para drenar la sangre que llega al útero”, explica Alcaraz.  A esto se suma que es un proceso largo en el tiempo ya que su éxito, como comenta Carmona “viene determinado por la viabilidad del órgano, que este funcione y que la mujer se queda embarazada”.

La paciente ya ha tenido su primer ciclo menstrual y pronto se implantará un embrión


A dos meses del posoperatorio la evolución ha sido buena ya que ha demostrado su funcionalidad al haber tenido la receptora su primer ciclo menstrual. En unos meses se le implantará un embrión de los 11 fecundados in vitro previamente.

En el caso de que se quede embarazada se mantendrá a la receptora con fármacos inmunosupresores hasta un segundo embarazo. Una vez haya completado su deseo de ser madre se le retirará el útero por laparoscopia después del segundo parto, siempre y cuando sea este su deseo gestacional. 

Hasta ahora ha habido alrededor de 70 trasplantes de útero en todo el mundo, de los cuales hay más de 20 recién nacidos vivos. El primer nacimiento tras trasplante de útero de una donante viva tuvo lugar en 2014 en Suecia en el Hospital Universitario de Sahlgrenska de la Universidad de Gotemburgo.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.